Vall d'Hebron
El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. HOSPITAL VALL D'HEBRON

El hospital Vall de Hebrón ha creado una comisión a raíz de la muerte de una decena de pacientes del área de traumatología y rehabilitación. En todos los casos, eran personas de más de 80 años con varias patologías y el hospital lo atribuye a una triste coincidencia. La comisión servirá para mejorar y el centro recuerda que la tasa de mortalidad es similar a la de otros hospitales.

En la mitad de los cosos, se trataba de ancianos con una fractura de fémur y algunos de ellos esperaban ser intervenidos quirúrgicamente. El resto pertenecían al área de traumatología y rehabilitación, que atiende a pacientes con lesiones medulares, quemados o que se encuentran en la UCI.

Fuentes sindicales, sin embargo, atribuyen estas muertes a los recortes, que conllevan el cierre de camas y alargan las esperas en los servicios de urgencias. La inmovilidad aumenta el riesgo de sufrir una embolia y, a veces, obliga a sondar al paciente, quien, por lo tanto, tiene más riesgo de sufrir una infección.

No hay relación entre la mortalidad y la atención a los pacientesAnte estas críticas, que atribuye a la crispación de los trabajadores, el centro recuerda que este verano han abierto camas del área de traumatología porque había más demanda del habitual, y que el año pasado la actividad quirúrgica aumentó un 5% y, incluso, se operaron pacientes por la tarde.

El hospital ha informado este martes que el informe de la comisión concluye que "no hay relación entre la mortalidad y la atención a los pacientes" del área de traumatología y rehabilitación. Asimismo, ha recordado que la demora para ser intervenido se explican en la necesidad de preparar a los pacientes para la operación y evitar males mayores a causa de tratamientos médicos que puedan seguir.

El área de traumatología y rehabilitación de Vall d'Hebron atiende anualmente 40.000 urgencias y realiza más de 6.000 intervenciones quirúrgicas, de las que 5.300 son programadas y las 700 restantes de urgencia. Además, recibe 115.000 visitas al año, incluidas las de cirugía plástica y quemados.

La función de los CUAP

Algunos sindicatos también han denunciado las esperas a urgencias para conseguir una cama a planta. A primera hora del 1 de octubre había 52 personas esperando y tres días después, eran 60 y algunos tenían que esperar hasta cinco días. Este lunes había 50. "El ingreso a planta tendría que ser más ágil", piden los sindicatos.

Aún así, coinciden con el centro al señalar que son episodios que se repiten "cíclicamente" y no sólo se dan en época de gripe. El hospital asegura que a lo largo del día la mayoría de pacientes suben a planta.

Además, el hospital recuerda que desde hace un tiempo recibe pacientes más graves gracias al buen funcionamiento de los centros de urgencias de atención primaria (CUAP), que atienen urgencias de baja complejidad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.