«Volveré a España para verla despacio»
Con bigote. Éste es el look con el que el actor americano Viggo Mortensen da vida al personaje. j. Muñoz / efe
«No era el hombre más honesto ni el más piadoso pero era un hombre valiente. Se llamaba Diego Alatriste y Tenorio y había luchado como soldado de los Tercios viejos en las guerras de Flandes». Así comienza Pérez Reverte su exitosa saga de aventuras de un capitán que va tomando forma corpórea gracias a la magia del cine y a las ideas del director Agustín Díaz Yanes. El rodaje de El capitán Alatriste comenzó hace 8 semanas y se prolongará hasta junio, recorriendo varios puntos de la geografía española. Estos días han hecho parada en Andalucía.

Superproducción

En un perfecto castellano Viggo Mortensen, la estrella de la película, confesó ayer que le encanta su personaje y le parece muy valiente. Aunque con aspiraciones de estreno internacional, el director ha apostado por el rodaje en castellano, algo que Viggo agradece: «Me encuentro muy cómodo hablando español, cada día aprendo nuevas expresiones». Su compañero de reparto, Unax Ugalde, su protegido en la historia, dijo: «Ya no nos imaginamos otro Alatriste que no sea Viggo». Y él, definitivamente enamorado de España, declara «que volverá para ver el país más despacio».

El filme, con 22 millones de euros de presupuesto, se basa en las cinco novelas sobre el personaje. Díaz Yanes dio algunas pistas sobre lo que podremos ver –«saldrán más escenas de El sol de Breda»– y comentó impresiones del rodaje: «Menos mal que en Cádiz no tuvimos levante, que si no...», bromeó el director. Junto a Viggo, veremos al italiano Enrico Lo Verso.