Tras cuatro días de ventas, la VIII Feria de Stock de Ciudad Real cierra sus puertas superando los 25.000 visitantes y con un 10 por ciento más de volumen de ventas.

El Presidente de la Asociación Comercial de Ciudad Real, Lorenzo Serrano, ha destacado que es "una feria que traspasa fronteras de la capital, ya que vienen muchos ciudadanos de otros municipios de la provincia a comprar".

La feria cerraba sus puertas este domingo con baile en directo a cargo de la Academia La Clave que realizó una rueda cubana y la elaboración de una paella gigante, para unas 200 personas, han informado los organizadores del evento en nota de prensa.

Por cada una de estas raciones, los comensales han colaborado dando un donativo destinado al Banco de Alimentos de Ciudad Real, que por segundo año consecutivo ha estado presente, invitada por la organización y que según reconocía su Presidente Segundo Alcazar, "han superado los donativos de la edición pasada", destacando la solidaridad de Ana Ruiz, una artista que exponía en Torralba y que todo los beneficios obtenidos, más de 800 euros, vino a donarlos.

En esta octava edición de la Feria del Stock, se han podido adquirir artículos de todo tipo, calzado, textil, sport, infantil, joyería u hogar con descuentos de hasta el 80 por ciento.