Mujer saudí conduciendo
Mujer saudí conduciendo. YOUTUBE

Una saudí condujo este sábado por la noche su coche por las calles de Riad, pese a que las mujeres lo tienen prohibido en Arabia Saudí, y se adelantó así a una protesta convocada para este mes, según un vídeo publicado en las últimas horas en Youtube.

El vídeo, cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, muestra a una mujer con niqab (velo que cubre todo el rostro excepto los ojos) que conduce su coche por las calles de la capital saudí y para en un semáforo cerca de un centro comercial.

Campaña contra la prohibición

Un grupo de activistas del reino ha lanzado una campaña para exigir que las saudíes puedan conducir y ha pedido a las mujeres que salgan a las calles con sus vehículos el próximo 26 de octubre para desafiar la prohibición.

Esta práctica fue vetada en 1990, cuando el ya fallecido muftí de Arabia Saudí, el jeque Abdulaziz bin Baz, emitió un edicto religioso que llevó al Ministerio del Interior a imponer esa restricción.

En septiembre de 2007, un grupo de mujeres intelectuales saudíes creó la primera asociación en el reino para reivindicar el derecho a conducir.

Lo habitual es que las autoridades arresten a las conductoras y se incauten del vehículo, hasta que el "mehrem" o tutor −un varón de la familia− se presenta en la comisaría y firma un documento en el que se compromete a que la infracción no se va a repetir.

"Daño en los ovarios"

Un jurista asesor de la Asociación de Psicólogos del Golfo, Saleh bin Saad al Lohaidan, aseguró hace unos días que las mujeres que conducen sufren el riesgo de lesionarse los ovarios.

"Si una mujer conduce un coche sin que sea absolutamente necesario podría sufrir impactos psicológicos negativos, toda vez que hay estudios médicos fisiológicos y funcionales que demuestran que la conducción afecta automáticamente a los ovarios y presiona la pelvis hacia arriba", afirmó.