La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía pondrá en funcionamiento en el primer semestre de 2014 el Consejo Andaluz del Taxi, un órgano consultivo con el que se pretende fomentar la participación e interlocución con los profesionales del sector en la ordenación de este servicio público.

Según un comunicado de la Administración, su constitución "da respuesta a una reivindicación muy demandada por este colectivo". El 'Reglamento de automóviles de turismo', aprobado por Consejo de Gobierno en febrero del pasado año, "establecía la necesidad de desarrollar normativamente este instrumento".

El departamento que dirige Elena Cortés comenzó en febrero de este año la tramitación de la orden que fija la composición y funcionamiento del Consejo. Desde entonces, la Consejería ha recabado los informes preceptivos y ha abierto un proceso de participación pública para recoger las aportaciones y sugerencias de los agentes económicos y sociales.

Así, la orden se remitió, entre otros, a la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), a los profesionales del sector del taxi (Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, Confederación del Taxi de España y Federación Empresarial del Taxi Rural), a los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO, a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), y a los consumidores y usuarios (Facua Andalucía, UCA y Al-Andalus).

Una vez recogida estas aportaciones, el departamento "está ultimando el informe de alegaciones, con la incorporación de aquellas apreciaciones consideradas de interés y oportunas". El documento de la orden deberá elevarse al Consejo Andaluz del Transporte, en el que están representados el sector del taxi, las empresas de transporte de viajeros, los sindicatos, la FAMP y la Administración autonómica. Este órgano será el encargado de emitir un informe no vinculante previamente a la aprobación de la orden por parte de la consejera.

Funciones del consejo andaluz del taxi

Entre sus funciones se encuentran, actuar como órgano de consulta entre el sector del taxi y las administraciones competentes en la materia, informar de los proyectos de disposiciones de la Junta que afecten a la ordenación y coordinación del servicio del taxi, elaborar informes y dictámenes sobre este ámbito cuando así lo requiera la Consejería competente en materia de transportes o lo decida el propio Consejo.

Asimismo, puede presentar propuestas y sugerencias para la mejora del servicio, y especialmente para favorecer la implantación del taxi adaptado a usuarios con discapacidad.

Además, este ente deberá ser oído en los procedimientos que se inicien para establecer áreas de prestación conjunta y conceder licencias o autorizaciones, ha de tenerse en cuenta también para otorgar autorizaciones que permitan a vehículos de otros municipios realizar el transporte con origen en puntos específicos de gran demanda no atendida por las licencias de dicha localidad, autorizar taxis hasta un máximo de nueve plazas y para fijar unas tarifas interurbanas específicas para aquellas poblaciones y áreas de influencia que por sus características así lo requieran.

El Consejo tendrá una estructura definida por el Pleno, la Comisión Permanente, las comisiones y subcomisiones provinciales del taxi y los grupos técnicos de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.