Más de 1.500 personas se han manifestado este domingo en una protesta, convocada por la Asociación Monte Pindo, que ha recorrido este domingo las calles de Santiago de Compostela en defensa del rural gallego, para exigir a la Xunta medidas de prevención en los montes contra los incendios y reclamar la condición de parque natural para este enclave arrasado por el fuego.

La marcha, que ha contado con el apoyo de más de 80 entidades y la presencia de representantes de los tres grupos de la oposición gallega, ha transcurrido bajo el lema 'Por unha Galiza sen lumes. Por un rural con futuro'. Durante su recorrido los participantes han coreado lemas como 'Más prevención, menos extinción', 'Non máis lumes', 'Rosa Quintana dimisión' o 'Feijóo, culpable, o pobo está que arde'.

En declaraciones a los medios, el presidente de la asociación Monte Pindo Parque Natural, Gilberto Caamaño, ha denunciado que la Xunta "tiene olvidado el rural y a los montes", de forma que "se gasta su presupuesto en la extinción en vez de la prevención".

En este sentido, ha reclamado al Gobierno gallego que cumpla la petición que se lleva haciendo desde hace tres años para declarar el Monte Pindo como parque natural, a la que el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, "hace oídos sordos".

De este modo, ha denunciado que el Monte Pindo "quedó arrasado por encima de las 2.200 hectáreas" que dice la Xunta. Así, si declara monte natural "puede ser un impulso económico" que ayude "y traiga otro tipo de inversiones como el turismo verde" o para volver a reproducirse el pastoreo de cabras que existía hace décadas.

"más de 17.000

Toneladas de tierra y ceniza"

En esta línea, ha pedido medidas "sin más dilación" contra la erosión en esta zona para evitar que "17.000 toneladas de tierra y ceniza" bajen a la ría de Corcubión, que "van a afectar al berberecho de Caldebarcos y reserva marina de Lira". En concreto, demanda la plantación de hierba y gramíneas que hagan de dique de contención y poder evitar "otra catástrofe".

"El señor Rueda hizo unas declaraciones en las que dice que no va a tomar ningún tipo de medida para evitar que la ceniza baje del Monte Pindo al mar, porque las previsiones meteorológicas dicen que no dan lluvia. Pienso que está equivocado, que Rueda vive en Alicante, esto no es el clima mediterráneo, es el atlántico, aquí llueve muchísimo", ha recrimina.

MANIFIESTO

Tras recorrer diferentes calles de Santiago desde la Alameda, la marcha ha finalizado en la Praza da Quintana, en donde un manifiesto ha sido leído por diversas personas como el actor Miguel de Lira o Lucía Ferreira, una vecina de Carnota cuya explotación ecológica se ha visto reducida a cenizas.

Este texto carga contra "la dejadez" de la Xunta —que "permanece impasible, cuando no cómplice"— a la que se pide que Monte Pindo sea declarado parque natural, de forma que cuente con presupuesto anual y se ponga en valor.

En esta línea, el manifiesto reclama "dotación de recursos" de prevención —como cuidado de montes o apoyo a explotaciones sostenibles— y se carga contra "el absoluto fracaso" de la política forestal del Partido Popular, puesto que la naturaleza está supeditada "al lucro".

En un escrito que censura que "Feijóo cambió la manguera de jardín por las tijeras de podar", se pide que se modifiquen la Ley de Montes, los planes forestales y el plan de minería, que "provocan el abandono en el mundo rural, entregado a especuladores y contaminadores".

Todo ello, en una Praza da Quintana en la que ha actuado el rapero Leo de Camiños Chans, y se ha coreado al unísono la petición de dimisión de los conselleiros Rosa Quintana y Agustín Hernández, a los que se considera últimos responsables de las políticas forestales de la Xunta que favorecen los incendios, según los manifestantes.

Críticas del alcalde

La Asociación Monte Pindo Parque Natural, constituida para impulsar la figura de protección para este paraje natural, es la convocante de esta manifestación y reclama la declaración de este enclave como zona catastrófica, ya que este paraje es el que más daños ha sufrido por los incendios de este verano.

En este sentido, el alcalde de Carnota, Ramón Noceda, ha remarcado que la situación de la zona quemada de Monte Pindo "sigue como estaba". Así, ha censurado la "falta de respeto" de la Consellería de Medio Rural y la de Medio Ambiente porque "no comunicaron cuáles son los planes de contención de las riadas". "Hablan de que se van a hacer, pero no comunican absolutamente nada a los vecinos", ha reprochado a la Xunta.

Al respecto, aguarda un plan director contra las riadas por parte del Gobierno gallego, al tiempo que llama a reunirse para hacer un proyecto de futuro de desarrollo del Monte Pindo en el que participen las diversas partes implicadas como asociaciones, propietarios y administraciones.

OPOSICIÓN

A esta protesta han acudido representantes de los tres grupos de la oposición en Galicia, PSdeG, AGE y BNG, con especial presencia de políticos del Bloque.

De este modo, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha afirmado que "hace falta repensar de forma absolutamente radical la política agraria y forestal para conseguir frenar el problema de fondo de los incendios del abandono del campo".

Así, ha llamado a "poner en valor" el rural gallego, con "una política de largo alcance de cambio de la estructura de propiedad de la tierra", de "valorización", que permita que "el monte esté cuidado y limpio" que dé lugar a menos fuego.

Al respecto, ha achacado los incendios de este año a "las políticas del PP a lo largo de estas décadas" de "desantención", que "hace que hoy en Galicia haya menos empleo rural que en la provincia de Murcia".

En declaraciones, el diputado del PSdeG Francisco Caamaño ha exigido que "es la hora de tomar medidas" para que el Monte Pindo "no se vuelva a quemar dentro de 20 años", porque "no se puede seguir así".

De este modo, ha reclamado que "a estas alturas tenían que estar aprobados todos los decretos" que gestionen los usos de Monte Pindo y "quien tiene la responsabilidad en estos momentos es la Xunta", por ello le pide que "se ponga a andar".

Por su parte, el diputado de AGE Antón Sánchez ha reclamado medidas medioambientales "serias" por parte de la Xunta y que "Núñez Feijóo deje de eludir responsabilidades" y "cambie el modelo de medio rural que se constata que está fracasado en muchos ámbitos".

Para esto, Sánchez pide "un debate de país" para acabar con "el problema gravísimo" de los fuegos, que "es una lacra en Galicia" respecto al resto de Europa.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.