El escritor Eloy Moreno ha presentado esta semana en Sevilla su segunda novela 'Lo que encontré bajo el sofá' (Espasa), un libro que habla "de la doble moral de los políticos cuando dicen que están luchando contra la corrupción y creo que se están partiendo de risa, y también de la doble moral de la gente que dice que está harta de la corrupción, pero cuando va al taller a pagar le dicen que no le hagan factura".

Así de rotundo se ha mostrado el autor al hablar de su nueva novela, que viene precedida por el gran éxito de 'El bolígrafo de gel verde'. De este modo, y en declaraciones a Europa Press, Moreno afirma que "al final todos tenemos un poco de culpa", y de hecho en el libro "aparecen pequeños casos del día a día, que además son reales", aunque "se supone que los que gobiernan son los que deberían dar ejemplo".

En este sentido, el autor afirma que en 'Lo que encontré bajo el sofá' "aparece una idea políticamente incorrecta, y es que un personaje dice que esto solo se solucionará cuando maten a un político y dejen de pensar que son intocables".

Por las páginas de este libro desfila una galería de personajes que el lector sentirá muy próxima: nuestros vecinos, nuestros compañeros de viajes, nuestros amores, etcétera. Y un tema muy presente, el de la infidelidad, porque, explica el autor, "la novela habla mucho de secretos, y la infidelidad es uno de ellos, incluso el que más". "Lo que une a todos lo personajes son los secretos", añade.

Y Toledo, ciudad en la que está ambientada la novela, aparece como un personaje más. Moreno explica que eligió este lugar "porque es una de las ciudades que más secretos, historias o leyendas esconde". Además, afirma que muchas leyendas "muestran que ya pasaba lo mismo que hoy", y "me encanta ver cómo han pasado los siglos y las cosas no han cambiado nada", reconoce.

A finales de 2008, Moreno decidió imprimir el mismo su primera novela, 'El bolígrafo de gel verde', y venderla puerta a puerta. Poco a poco adquirió visibilidad en varias librería de su ciudad natal, Castellón, y rápidamente se convirtió en un fenómeno en Internet, hasta que en enero de 2011, la editorial Espasa publicó el libro.

Con estos antecedentes, Moreno ve "inevitable" que comparen esta segunda novela con la anterior, aunque reconoce que "está muy contento con todas las críticas, que afirman que es mejor que 'El bolígrafo de gel verde', del que se vendieron más de 100.000 ejemplares en 13 reediciones.

Por otra parte, y sobre las descargas ilegales en Internet, Moreno también dice que también se trata de "corrupción". "Estás en tu casa, te descargas algo y parece que no es delito, pero el daño que haces es el mismo, porque si al autor le llega poquito de un libro, cuando lo pirateas es cero. Esto es matar poquito a poco a los escritores".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.