La Diputación de Valencia ha anunciado este domingo la prórroga de la exposición fotográfica 'València en Blanc i Negre II' producida por el Museu Valencià d'Etnologia y expuesta en el Centre Cultural La Beneficència, que estará abierta al público hasta el próximo 3 de noviembre, según ha informado la corporación en un comunicado.

Las 200 fotografías expuestas en este proyecto fotográfico, pertenecientes a la Colección Tívoli y el Archivo Huguet, fueron realizadas en su mayor parte por fotógrafos aficionados y enseñan algunos de los espacios más significativos de la ciudad de Valencia y su entorno, así como las personas que transitaron por ellos entre finales del siglo XIX y los años 60 del siglo XX.

La muestra, inaugurada el pasado mes de mayo, es una continuación de la producida por el Museu Valencià d'Etnologia en 2008, que obtuvo notable éxito de público, y evoca y documenta el pulso vital de Valencia en su despertar urbano e incorpora como novedad fotografías de la huerta y de la Albufera.

Así, muestra las formas de vida y comportamientos sociales de los habitantes de Valencia en ese periodo histórico, conformando una mirada etnológica que se interesa, sobre todo, en presentar a los valencianos viviendo la ciudad a través del trabajo, la fiesta o el ocio.

En esta segunda edición se focaliza el interés en los espacios habitados de la ciudad: las plazas, las calles, los talleres, las tiendas, los jardines, con los ciudadanos que dan sentido y vida a los mismos. Por ello, al seleccionar las fotografías se tuvo muy en cuenta el hecho de que hubiera personas retratadas más que los monumentos en sí mismos.

Vida junto al mar

La exposición se organiza en varios apartados: los espacios de la ciudad, trabajar, la fiesta y la ciudad engalanada, la huerta y la Albufera y la mar.

En 'Los espacios de la ciudad' las imágenes muestran las grandes transformaciones urbanísticas como el ensanche burgués, la aparición de los barrios obreros y las mejoras en las infraestructuras viarias y equipamiento urbano caracterizan una nueva época marcada por la llegada del coche y su extraordinaria expansión.

En el apartado dedicado al trabajo, muestran la importancia de los mercados semanales, la construcción del Mercado Central o el Mercado de Colón o la aparición de almacenes textiles, mientras que respecto a la fiesta, las imágenes relatan el calendario festivo valenciano, religioso y laico.

En 'La huerta y la Albufera', junto al capítulo 'La mar', se recorren los paisajes que rodean la ciudad y que representan un espacio privilegiado donde tiene lugar una buena parte de la cultura tradicional valenciana.

Consulta aquí más noticias de Valencia.