Las Comunidades Autónomas que han acudido al Fondo de Liquidez Autónoma (FLA) se han ahorrado 503,19 millones de euros anuales al obtener a través de este instrumento un tipo de interés más bajo del que hubieran logrado en los mercados acudiendo por su cuenta, según los datos que maneja el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Este ahorro de intereses se ha logrado tanto en 2012 como en 2013, es decir, más de mil millones en dos años. A lo largo de los diez años de vigencia de la operación, el Gobierno estima que el ahorro para las autonomías en intereses puede ascender a 3.275 millones de euros.

El FLA se creó el año pasado para ayudar a las comunidades con dificultades de financiación y nueve de ellas se adhirieron. Fue dotado con 18.000 millones de euros para seis meses, la segunda mitad del año, de los que se consumieron 16.638,36 millones. Para este ejercicio 2013, el FLA ofrece 23.000 millones y la previsión de Hacienda es que se gasten 19.694,97 millones.

Según explicó el jueves en el Congreso Rosana Navarro, secretaria general de Coordinación Autonómica y Local, el Gobierno ofrece esta financiación a las autonomías "al coste prácticamente que la consigue el Estado" y a un precio más barato que en el mercado.

Navarro defendió las ventajas que esta herramienta de financiación ofrece a las autonomías, hasta el punto de asegurar que no entiende "por qué no están todas" adheridas a ella. "Es una financiación muy barata y son ahorros que pueden destinar a otros gastos, como el social", añadió.

Las comunidades adheridas al FLA son Asturias, Baleares, Cantabria, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Murcia y Canarias, que a cambio de recibir dinero de este fondo para refinanciar su deuda y pagar facturas están sometidas a planes de ajuste específicos.

El resto de autonomías siguen acudiendo a los mercados, aunque también ellas tienen limitada la obtención de esa financiación y no pueden superar el precio que les impone Hacienda. Si no consiguen fondos a ese coste, les queda recurrir al Fondo de Liquidez. "También han tenido ahorros importantes, aunque mucho más importantes son los ahorros de las que están en el FLA", aseguró la directora general de Coordinación Autonómica y Local.

La eficacia municipal

Los ayuntamientos españoles son los únicos que por el momento han iniciado el saneamiento de sus cuentas. De hecho, y según los datos definitivos de 2012, de los 8.115 municipios del país, 6.707 cerraron el año pasado con superávit e hicieron que el conjunto del sector local arrojase también un superávit del 2,2 por ciento sobre el PIB en términos de contabilidad nacional. La previsión era un déficit del 0,3 por ciento.

Y continúan la misma senda porque hasta junio, acumulan 1.931 millones de superávit respecto a los 312 millones de déficit del año anterior.

Rosana Navarro apuntó entre las razones de este buen resultado unos mejores ingresos, del 0,89 por ciento, y menores gastos, recortados un 6,67 por ciento. Entre las herramientas para ampliar los ingresos se encuentran no solo subidas de impuestos, sino también instrumentos contra el fraude.

Por ejemplo, el plan de regularización del catastro, al que se han adherido los municipios españoles que han querido. El pasado viernes lo hicieron 176 ayuntamientos y entre todos, pueden aflorar unos 24.000 inmuebles que no están ahora tributando y que empezarán así a pagar. Además, uno de los objetivos del año próximo es que los municipios realicen también la revisión de la superficie rústica.

Consulta aquí más noticias de Murcia.