El grupo de EUPV en la Diputación de Valencia ha enviado una propuesta al resto de las formaciones para consensuar una postura colectiva contraria a la técnica del 'fracking' ante sus "consecuencias imprevisibles para el medio y el bienestar de la ciudadanía".

En un comunicado, la diputada Rosa Pérez Garijo ha recordado que su grupo ya presentó en enero una moción para instar a la corporación a declarar la provincia de Valencia como territorio libre de 'fracking', aunque se decidió entonces dejar la propuesta sobre la mesa para tener más información.

No obstante, la diputada provincial ha indicado que en estos últimos meses han recibido información por parte de los equipos técnicos de la Diputación y "un flujo continuo de nuevos datos que desaconsejan por completo el uso de esta práctica, paralelo además a un incremento considerable de la preocupación social por ella".

"Pensemos que algunos científicos y expertos consideran actuaciones como la de Castor menos peligrosas desde el punto de vista sísmico que la propia técnica de la fracturación hidráulica. El 'fracking' no es una realidad, es una práctica de potenciales consecuencias en presente y futuro aún no suficientemente evaluadas", ha advertido.

Por ello, ha incidido en que el papel de la Diputación, como el del resto de instituciones públicas, es "contribuir a una mejora progresiva de la calidad de vida de la ciudadanía, de la conservación del medio ambiente y de su progresiva recuperación", de modo que "aplicando el principio de cautela recogido por la Unión Europea deberían paralizarse todos estos proyectos hasta tener una mínima garantía sobre su viabilidad científica, ecológica y humana".

Pérez Garijo ha señalado que el presidente provincial, Alfonso Rus, "siempre habla de poner en primer lugar, por encima de cualquier interés de partido, el interés de la ciudadanía" y ha mostrado su esperanza de que "esté a la altura en esta ocasión y lo demuestren él y su equipo".

Consulta aquí más noticias de Valencia.