La Guardia Civil continúa la línea de investigación para esclarecer el suceso que tuvo lugar la noche de este sábado en la localidad toledana de Yuncos, cuando un agente de este cuerpo de 37 años resultó herido de gravedad por arma de fuego tras intervenir en un atraco que en una superficie comercial de la localidad, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.

Estas fuentes han precisado que el agente tiene 37 años de edad y responde a las iniciales de R.D.G.M, y continúa ingresado en la UVI del Hospital Virgen de la Salud, con pronóstico grave, aunque su vida no corre peligro y se encuentra consciente.

Los hechos ocurrieron sobre las 09.15 horas de este sábado cuando el puesto de la Guardia Civil de Illescas recibió un aviso de la presencia de tres individuos en una superficie comercial de la localidad de Yuncos, según han relatado fuentes cercanas a las investigación.

La patrulla se desplazó hasta el lugar de los hechos, y este agente vió un vehículo con la puerta abierta, momento en el que aparecieron los tres individuos en el parking de esta superficie comercial y abrieron fuego contra él.

El agente recibió disparos en el cuello y el hombro, y fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo para ser intervenido de urgencia.

Tras el tiroteo, los atracadores habrían huido en coche dirección Madrid, según fuentes policiales consultadas por Europa Press.

Un herido leve

El impacto de los disparos provocó la rotura de la luna de otro vehículo que se encontraba en el parking de esta superficie comercial, que provocaron heridas en el ojo izquierdo del conductor del mismo, que fue atendido y dado de alta este sábado por la noche.

Consulta aquí más noticias de Toledo.