Más de 4.000 menores en riesgo se beneficiarán este curso de las tres comidas en los centros escolares de la provincia. Esta medida se enmarca dentro del Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria incluido en el decreto de Exclusión Social, diseñado por la Junta para garantizar la cobertura de la población "más vulnerable".

Según ha informado la Delegación de Salud y Bienestar Social a Europa Press, se estima que algo más de 4.000 alumnos podrán beneficiarse durante el curso de esta medida en los centros educativos. En la actualidad, en Huelva hay 13.888 usuarios de comedores escolares, de los que el 60 por ciento cuenta con descuentos del cien por cien. Y la mitad de este porcentaje es la población 'diana' de este decreto.

Con el reciente comienzo del curso escolar, ya se ha extendido el refuerzo de las tres comidas a los menores en riesgo que no residan en zonas de transformación social, es decir, del resto de la provincia y se ha cifrado el número de beneficiarios unos 4.000, han reiterado.

El Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria conlleva varias líneas de actuación, como el refuerzo de los comedores sociales, el programa de bonificación de los servicios de comedor de los centros de participación activa para personas mayores, que ya cuentan con menús rebajados para los usuarios.

Así, incluye la intervención a través de los comedores escolares. En este sentido, en una primera fase de aplicación del decreto, que coincidió con la finalización del curso pasado, se tuvo en cuenta las necesidades alimentarias de los menores residentes en zonas de transformación social, garantizándoles tres comidas diarias en sus respectivos centros educativos. Esta medida benefició a 750 alumnos de 14 centros de la provincia. En este curso se ha extendido la medida a menores que no residan en zonas de transformación social,

Además, "para dar continuidad a esta medida durante los meses de verano", la Junta financió cuatro escuelas de verano en las zonas de transformación social de la provincia, en las que, además de actividades de ocio y lectivas, los menores pudieron acceder también a un servicio de comedor para dar cumplimiento al decreto y participaron en las mismas 198 menores.

Valoración de la junta

La delegada territorial de Salud y Bienestar Social, Lourdes Martín, ha destacado "la apuesta" de la Junta de Andalucía mediante el decreto de exclusión, "que persigue paliar el impacto de la crisis económica entre los colectivos más vulnerables". "Es una muestra inequívoca de que las políticas sociales son una prioridad para la administración andaluza, a diferencia de lo que está ocurriendo en otras comunidades autónomas, y ratifican la especial sensibilidad de la Junta con las personas que peor lo están pasando".

"En la actualidad, en la provincia de Huelva residen 50.000 familias en riesgo de exclusión social, de las que, además, unas 38.000 tienen todos sus miembros en paro. Gracias al decreto, dotado de una inversión de 5,4 millones de euros para Huelva, unido a una partida extraordinaria de 44 millones de cara a reforzar la oferta del Salario Social en el conjunto de Andalucía, queremos ayudar a mitigar esta situación", ha dicho.

A su juicio, "uno de los ejes de este decreto es el Plan Extraordinario de Solidaridad Alimentaria de Andalucía, que ha propiciado la puesta en marcha de una red para llegar a los sectores poblaciones con mayores necesidades". "Dos de estos colectivos más vulnerables son tanto las personas mayores como los menores, para los cuales se han establecido medidas específicas de intervención con vistas a garantizarles una adecuada alimentación", ha añadido.

La delegado ha incidido en que a través de los profesores de los centros educativos se estaban detectando casos de niños que "sólo recibían al día la comida que se les daba en los comedores escolares, de ahí la medida incluida en el decreto de garantizarles tres comidas diarias". "En países de nuestro entorno, y con un alto nivel de desarrollo, como Finlandia o Reino Unido se han llevado a cabo actuaciones similares".

"También me gustaría resaltar que las escuelas de verano puestas en marcha para seguir ofreciendo el programa de tres comidas diarias a los menores en las zonas de transformación social igualmente han servido para generar empleo a través de los monitores de las asociaciones organizadoras, a los que quiero agradecer su labor", ha zanjado Martín.

Consulta aquí más noticias de Huelva.