La Guardia Civil de Tráfico, la Policía Foral y diferentes cuerpos de policías locales de Navarra realizarán la próxima semana, del lunes 7 al domingo 13, una campaña especial de vigilancia y control sobre furgonetas, camiones y autobuses. La actuación se enmarca dentro de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial 2013-2020.

Los agentes llevarán a cabo inspecciones sobre los vehículos (autorizaciones y documentos, condiciones técnicas y elementos de seguridad, etc.) y sobre los conductores (permiso de conducción, tiempos de conducción y descansos y alcohol).

En el marco de estos controles de tráfico, la Policía Foral inspeccionará también en el caso de los autobuses el cumplimento de la norma que obliga al uso del cinturón de seguridad por parte de los pasajeros, según ha informado el Gobierno foral en un comunicado.

Camiones y furgonetas:

Mayores riesgos

El riesgo en la conducción de camiones y furgonetas es mayor que en turismos, debido a la carga que transportan y a un menor equipamiento de seguridad activa y pasiva, según ha destacado el Gobierno foral, que ha añadido que sin embargo, la sensación de seguridad por el mayor tamaño del vehículo, menor velocidad y elevación de la cabina hace que el número de distracciones sea mayor y el uso del cinturón de seguridad menor.

De hecho, en el año 2012, hubo en Navarra 74 accidentes con víctimas en los que se vio implicado alguno de estos vehículos, falleciendo 5 personas.

La conducción de una furgoneta no es igual que la de un turismo, el comportamiento dinámico es diferente, sobre todo si va cargada. La sujeción de la carga es vital, cualquier desplazamiento de la misma incide sobre la estabilidad del vehículo por desplazamiento del centro de gravedad, según ha añadido el Ejecutivo.

Entre este tipo de vehículos, es más alta la incidencia de salidas de la vía y vuelcos que puede explicarse por la excesiva o mala colocación de la carga.

Consulta aquí más noticias de Navarra.