Baja participación en el referéndum irlandés para suprimir el Senado

  • Los medios proyectan una participación que se acercaría al 40%.
  • Los sondeos dan prácticamente por segura la abolición del Senado: el 44% se muestra a favor y el 27% se declara en contra.
Parlamento de Irlanda.
Parlamento de Irlanda.
ATLAS

La baja participación ha sido la nota dominante en la jornada electoral vivida este viernes en Irlanda, en la que más de tres millones de ciudadanos estaban llamados a pronunciarse sobre la supresión del Senado y la creación de un Tribunal de Apelaciones.

A falta de datos oficiales, que se conocerán este sábado, los medios locales destacan la escasa afluencia a los 6.000 colegios electorales habilitados. Tanto el periódico The Irish Times como la cadena estatal RTE coinciden en proyectar una participación que, en el mejor de los casos, se acercaría al 40%.

La jornada ha transcurrido sin incidentes pero no ha estado exenta de críticas, ya que al parecer entre los votantes ha cundido cierta confusión. Las papeletas se limitaban a enumerar las enmiendas número 32 y 33 de la Constitución sin entrar a explicarlas, lo que ha llevado incluso a dudas sobre qué suponía decir 'sí' y qué 'no'.

El Gobierno ha defendido la abolición del Senado haciendo hincapié en sus costes (unos 20 millones de euros al año) y enmarcando su eliminación dentro los ajustes que está realizando el país, que fue rescatado por la UE y el FMI.

Los sondeos dan prácticamente por segura la abolición del Senado. Según la última encuesta publicada el martes por The Irish Times, el 62% de los irlandeses, si se descuenta a los indecisos, está a favor de suprimir el Senado del país, mientras que el 38% se muestran en contra. No obstante, el respaldo a la medida ha ido en retroceso desde febrero, cuando era del 74%.

Si se tiene en cuenta a todos los consultados, el 44% se muestra a favor y el 27% se declara en contra, mientras que el 21% decía que aún no sabía qué iba a votar y el 8% tiene claro que no irá a votar en el referéndum de este viernes.

Desde el Fine Gael, el partido del primer ministro Enda Kenny, así como desde el Partido Laborista, su socio de coalición, han tratado de movilizar a sus votantes y les han instado a evitar la complacencia y dar por seguro la victoria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento