PP y UPyD han protagonizado este jueves una polémica con la presidenta del Parlamento vasco, la jeltzale Bakartxo Tejería, que no ha atendido la queja de ambas formaciones que denunciaban que, desde la bancada de EH Bildu, han llamado 'fascista' al portavoz parlamentario del PP, Borja Sémper, durante su intervención en el debate sobre la creación del Instituto de la Memoria y la Convivencia.

Sémper ha terminado su segunda intervención en el debate denunciando que, desde EH Bildu, le han llamado 'fascista' y ha preguntado a la presidenta si iba a permitir este "atentado contra la dignidad de un parlamentario".

Mientras el parlamentario del PP volvía a su escaño, el portavoz de UPyD Gorka Maneiro ha tomado la palabra para defender que no se puede permitir que los representantes de la coalición "insulten" a un parlamentario "absolutamente democrático".

En este sentido, Sémper se ha dirigido a la presidenta para pedirle que se retirara la expresión 'fascista' "por la dignidad de la Cámara", solicitud que no ha atendido Tejería, argumentando que, si retiraba esta palabra, lo debería hacer también de todas las actas de los plenos celebrados, propuesta que ha rechazado el parlamentario popular.

Consulta aquí más noticias de Álava.