Paul Naschy, durante la presentación de una película
Paul Naschy, durante la presentación de una película Archivo

El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Madrid ha condenado a un urólogo a indemnizar con más de 43.600 euros a la mujer y al hijo del actor español Paul Naschy, conocido por su interpretación como hombre lobo, que falleció por cáncer de próstata sin que se le hiciera la pertinente biopsia.

En la sentencia, tramitada por la Asociación del Defensor del Paciente, el juez estima parcialmente la demanda presentada por el fallecimiento de Jacinto Molina Álvarez, el nombre de pila del también director de cine, basándose en la pérdida de oportunidad sufrida al no haber realizado el médico urólogo que lo trataba, M. H. K., las pruebas diagnósticas imprescindibles.

Todo ello pese a existir una elevación del Antígeno Prostático Específico (PSA) durante años (los niveles normales en sangre de PSA en los varones sanos son muy bajos). Esto, a juicio del magistrado, impidió el correcto diagnóstico del adenocarcinoma prostático ductal que finalmente y, tras metástasis, produjo el fallecimiento del actor el 30 de noviembre de 2009, a los 75 años de edad.

El urólogo debió plantearse la posibilidad de que existiera un cáncerEn concreto, teniendo como base los informes periciales, se concluye que "dada la evolución médica de Jacinto Molina, y especialmente desde el año 2006, con una velocidad de crecimiento del PSA aumentada en sus valores normales, debió realizarse una biopsia prostática, lo que constituía una comprobación exigida al menos para descartar la existencia de cáncer".

Todo ello, teniendo en cuenta que los "cánceres de próstata ductales producen poco PSA y la guía del año 2006 en caso de duda recomendaba la biopsia". Por eso, entiende que si bien el urólogo "no tuvo ninguna duda en el diagnóstico", debió plantearse la posibilidad de que existiera un cáncer.

Una operación "que nada tenía que ver" con la enfermedad

De hecho, añade que a pesar de que la biopsia "parece que es bastante agresiva", al menos se pudo haber ofrecido al paciente "la posibilidad de realizarla, con un consentimiento informado". Entiende que hay una relación de causalidad, "imprecisa pero suficiente", con la ausencia de pruebas diagnósticas.

A su juicio, éstas deben considerarse necesarias "al haber podido determinarse mucho antes la existencia de cáncer de próstata", que únicamente fue descubierto al realizar una operación "que nada tenía que ver con dicha enfermedad", lo que constituye "una actuación culposa por omisión" que privó al actor "de la posibilidad de recibir el tratamiento adecuado".

Naschy fue actor, director de cine y también guionistaY es que el juez entiende que a pesar de que se tratara de un cáncer "muy agresivo y de muy difícil curación, al menos hubiera existido la posibilidad" pero ésta se le negó por no realizarse "las pruebas precisas". Paul Naschy fue tratado en la Clínica La Milagrosa a través de un seguro privado, pero la responsabilidad y la condena como único responsable ha sido para el urólogo.

La cuantía indemnizatoria se ha fijado en la cantidad de 43.682 euros (39.314 para la mujer y 4.368 para el hijo), el 50% del baremo de accidentes de tráfico al establecerse en sentencia la pérdida de oportunidad terapéutica y la rareza y agresividad de la enfermedad oncológica.

Paul Naschy fue actor, director de cine y guionista. Muy famosos por sus papeles de hombre-lobo. La Filmoteca Nacional le dedicó en 1993 un ciclo y proyectó 45 de sus filmes. En 1994 creó el Festival de Cine Fantástico de Burgos. Posteriormente, recibiría la Medalla de Honor del Círculo de Escritores Cinematográficos y homenajes en los festivales de Londres, Barcelona, Bilbao y Zaragoza.

Consulta aquí más noticias de Madrid.