Siria
Un grupo de jóvenes exhibe banderas y retratos del presidente, Bachar Al Asad. EFE/Youssef Badawi

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo este miércoles que Moscú dispone de información de que representantes de países próximos a Siria mantienen contactos con los dirigentes de la organización Frente Al-Nusra, uno de los grupos que combaten en ese país, vinculado con la red terrorista Al Qaeda.

"Nosotros leemos mensajes, escuchamos de distintas fuentes, semioficiales y fehacientes, que al parecer algunos representantes de varios países de la región, alrededor de Siria, mantienen contactos, tienen encuentros regulares con los dirigentes del Frente Al-Nusra y otros grupos terroristas", dijo Lavrov en una conferencia de prensa.

La oposición no ha sido capaz de presentar un programa constructivo sobre el futuro de SiriaEl ministro agregó que "en esos mensajes se habla de que esos radicales ya tienen algunos componentes de armas químicas, que o bien han encontrado en algún lugar de Siria o los han traído de alguna parte no solo del territorio sirio".

"Y esos componentes ya han llegado al territorio de Irak, y allí preparan alguna provocación", agregó el ministro durante la rueda de prensa que ofreció tras reunirse con su colega de India, Salman Khurshid.

Lavrov indicó que estos hechos se han acelerado en los últimos días, "después de que, por la iniciativa ruso-estadounidense, se adoptara la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el desarme químico de Siria y la necesidad de convocar (la conferencia de paz) Ginebra-2".

El ministro ruso consideró que "es una desgracia que la oposición (siria) no haya sido capaz hasta ahora de presentar un programa constructivo sobre el futuro de Siria, de cómo ve ella el futuro de su país".