"La mujer del spot de la RAE no está arquetipada como encargada de las tareas domésticas"

Imagen del anuncio que ha encargado la Academia de la Publicidad para felicitar a la Real Academia de la Lengua por su tercer centenario.
Imagen del anuncio que ha encargado la Academia de la Publicidad para felicitar a la Real Academia de la Lengua por su tercer centenario.
20MINUTOS.ES

"Sexista", "misógino" o "casposo"son algunos de los calificativos que varios colectivos feministas han utilizado para referirse al anuncio que la Academia de la Publicidad ha difundido para homenajear a la Real Academia Española (RAE) por su tercer centenario. Desde la asociación que encargó la compaña afirman que "en absoluto" se ha pretendido ofender a nadie y que simplemente se ha querido felicitar a la RAE "en clave de humor". Shackleton, la agencia que ha desarrollado el spot, ahonda en el contenido y explica que la mujer que aparece se encuentra "lejos de estar arquetipada como responsable de las tareas domésticas".

En el vídeo, un niño agarra un bote de mermelada y lo deja caer al suelo. En ese momento, la madre llega a la cocina y le abronca, a gritos, gesticulando de forma exagerada y cometiendo errores al hablar. En ese momento, entra en acción el diccionario de la RAE, que "limpia, fija y da esplendor" a la mujer, quien cambia al instante su tono y su vocabulario.

"En el anuncio sale una mujer que entra en la cocina de su casa, ve al niño que ha tirado la mermelada al suelo y le dice que lo limpie  antes de que venga su padre. ¿En qué momento se dice o sugiere que la mujer es la responsable de limpiar la casa? No llega con un plumero en una mano y un trapo en la otra. Viene vestida normal y puede haber llegado de trabajar hace 30 segundos", defiende Pablo Alzugaray, presidente de Shackleton en declaraciones a 20minutos. "Se trata de una mujer que está educando a su hijo, que es un varón, para que limpie lo que ha ensuciado. Está hablando sobre limpieza, pero no es ella la que se ocupa de limpiar", continúa.

Sobre el lenguaje que la protagonista utiliza, Alzugaray señala que se trata de alguien que primero habla mal y luego, bien: "Es el típico recurso publicitario del antes y el después".

"Sentimos si alguien se ha sentido ofendido, no era nuestra intención. La idea de este anuncio era parodiar un esquema, un estilo de anuncios. Aprovechando que el lema de la RAE es parecido al de los productos de limpieza, hicimos una parodia de un anuncio de limpieza", agrega Juan Silva, director creativo de la agencia.

En línea similar se manifiestan fuentes de la Academia de Publicidad. Reiteran que no se ha pretendido minimizar a la mujer y que el objetivo era felicitar a la RAE, que no ha tenido ninguna participación en el spot y que, preguntada por este medio, no ha querido hacer declaraciones sobre el tema.

La campaña pretendía ser un homenaje a la Real Academia, "en clave de humor", llevando al límite su lema, "limpia, fija y da esplendor", por cuidar de la lengua española, "un elemento de trabajo fundamental para los publicistas". "La Academia de Publicidad vela porque los anuncios sean lo más leales y nobles posibles", insisten.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento