Letta obtiene el "sí" del Parlamento y del Senado y hunde aún más a Berlusconi

  • El Gobierno de coalición del primer ministro italiano obtuvo la confianza del Senado con el apoyo del líder conservador.
  • El Ejecutivo superó la moción de confianza en la Cámara Alta con 235 votos a favor y 70 en contra.
  • Tras superar este primer test, Letta acudió por la tarde a la Cámara de los Diputados para verificar el apoyo con el que cuenta en este hemiciclo. 
  • La Cámara Baja le renovó su respaldo con 435 votos a favor y 162 en contra
El primer ministro de Italia, Enrico Letta, en una imagen de archivo.
El primer ministro de Italia, Enrico Letta, en una imagen de archivo.
EFE

El Gobierno de coalición del primer ministro italiano, Enrico Letta , obtuvo este miércoles la confianza del Senado y del Parlamento, con el apoyo del líder conservador Silvio Berlusconi, quien tras haber anunciado la ruptura en varias ocasiones, finalmente dio marcha atrás y le respaldó.

El Ejecutivo superó la moción de confianza en la Cámara Alta con 235 votos a favor y 70 en contra, después de que Letta, en su comparecencia ante el hemiciclo, advirtiera de que una caída del Gobierno ahora podía ser "fatal e irremediable" para Italia. Ya por la tarde, el Gobierno de coalición de Italia recibió el "sí" parlamentario definitivo para seguir con el Ejecutivo, al superar también en la Cámara de los Diputados italiana la moción de confianza planteada por el primer ministro. La Cámara Baja le renovó su respaldo con 435 votos a favor y 162 en contra, un resultado algo inferior a los 453 apoyos que logró el día de su investidura en este hemiciclo el 29 de abril pasado.

Letta advirtió en el Senado de que el país se encuentra "extenuado por los conflictos de una política reducida a continuos cañoneos pero inmóvil y cerrada en sí misma", al tiempo que defendió la acción en estos cinco meses de su Gobierno, que ha trabajado "sólo por el interés de los italianos".

"Los italianos nos gritan que no pueden más de las escenas de sangre y arena", agregó durante su intervención, en la que fue aplaudido en varias ocasiones en una sesión en la que se vivieron varias interrupciones, como la que protagonizó uno de los senadores del partido de Berlusconi, Domenico Scilipoti, que le valió la reprimenda del presidente del hemiciclo, el exmagistrado Piero Grasso.

La atención de esta jornada se centraba en el Senado, ya que era aquí donde Letta contaba con un margen ajustado y para salir adelante necesitaba el apoyo de la formación de "il Cavaliere", el Pueblo de la Libertad (PDL), que tras una mañana marcada por las tensiones y por los continuos vaivenes de Berlusconi finalmente le ha respaldado.

El cambio de marcha de Berlusconi llegó tras fuertes tensiones en el seno de su partido, encaminado hacia la ruptura interna después de que una veintena de sus parlamentarios se desmarcaran de línea marcada y anunciaran su intención de apoyar a Letta de todos modos.

Una toma de posiciones con la que parecía, además, sellarse la ruptura del PDL tras varios días de incertidumbre después de la dimisión presentada por los cinco ministros con que contaba en el Gobierno, siguiendo las indicaciones de Berlusconi. Una decisión que éstos acataron pero con la que mostraron su desacuerdo.

Entre ellos, uno de los más críticos fue el secretario del PDL, Angelino Alfano, considerado hasta ahora "delfín político" de Berlusconi y que en el gabinete de Letta ocupaba los cargos de viceprimer ministro y titular de Interior.

Giro inesperado de 'Il Cavaliere'

Durante la mañana fueron varias las declaraciones oficiales y oficiosas que corrieron y que apuntaban a la negativa de Berlusconi, tras una reunión con sus parlamentarios fieles, que habían decidido seguirle hasta la ruptura final.

Sin embargo, en los turnos de los partidos para expresar su intención de voto, Berlusconi tomó la palabra de forma inesperada y anunció su apoyo de forma sorpresiva, justificando su decisión por el compromiso exhibido por Letta durante su discurso con medidas destinadas a la contención fiscal y la reducción de los impuestos sobre el trabajo, entre otras.

'Il Cavaliere', que reconoció que la totalidad de su formación llegó a esta decisión tras varios desencuentros y teniendo que superar diferentes dificultades, destacó que Italia "necesita un Gobierno que produzca reformas". Letta reaccionó al anuncio con una sonrisa, entre la incredulidad y la satisfacción, mientras que a su lado, Alfano mantuvo un semblante serio.

Desde el Partido Demócrata (PD) de Letta se atribuye la rectificación de Berlusconi a su deseo de esconder "una derrota política", mientras que el ministro para las Relaciones con el Parlamento, Dario Franceschini, miembro de la formación, ya se ha atrevido a hablar del nacimiento de una nueva mayoría de apoyo al Ejecutivo.

"Berlusconi ha sido el vencedor"

La diputada Daniela Santanché, una de las más acérrimas defensoras de Berlusconi, ha asegurado que, tras el respaldo del Senado al Gobierno del primer ministro Enrico Letta, 'Il Cavaliere' ha sido el "vencedor" por haber dado la cara "por el bien de los italianos".

"Hoy no han perdido millones de italianos", ha declarado Santanché, según ha informado el diario italiano 'La Republica'. "Pero si hay un vencedor es Silvio Berlusconi, que también hoy ha dado la cara por el bien de los italianos y no ha permitido que se consumase la traición", ha afirmado.

Santanché, considerada uno de los 'halcones' del PDL, ha salido en numerosas ocasiones en defensa de Berlusconi. Tras conocerse la postura de Alfano y la posibilidad de crear un nuevo grupo que respaldase a Letta, la diputada aseguró que ofrecía su "cabeza en bandeja de plata" si con ello podía evitar la ruptura de filas en la formación.

"Mi cabeza la ofrezco de forma espontánea al secretario Alfano, en una bandeja de plata, porque lo único que me interesa por el bien de nuestros electores y de Italia es que en esa bandeja no termine la cabeza del presidente Berlusconi", declaró Santanché.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento