El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha afirmado que la Conferencia Política que el PSOE celebrará del 8 al 10 de noviembre, servirá para reinventar su proyecto y "conectar con el nuevo tiempo y con la gente que vive ese nuevo tiempo", ya que, según ha reconocido, "en los últimos tiempos la realidad nos ha pasado por encima y no hemos sido capaces de adaptarnos, porque hemos seguido manteniendo viejos dogmas y viejos clichés que ya no sirven".

López ha hecho estas declaraciones en su intervención ante el Comité Nacional Extraordinario del PSE-EE, que debate sobre la Conferencia Política que el Partido Socialista va a celebrar los primeros días de noviembre y elige a las personas que van a participar en ella en nombre de los Socialistas Vascos.

El dirigente del PSE-EE ha manifestado que el encuentro político del PSOE debe sentar las bases de un partido "más abierto, transparente y participativo", estableciendo nuevas formas de militancia, nuevas formas de organización, nuevas formas de elección de sus líderes y nuevas formas de relación con la ciudadanía.

"Debemos sentar las bases de un nuevo modelo de Partido, para una sociedad nueva como la que tenemos hoy, que nos exige más transparencia, más participación y más capacidad de control", ha indicado, para añadir que la Conferencia de Noviembre tiene que servir para que el partido salga reforzado.

"Allí fuera tenemos una mayoría progresista, cabreada con la deriva neoliberal que el PP nos está imponiendo, pero desilusionada y huérfana de una organización que presente un proyecto alternativo. Los Socialistas debemos ser la voz de todas esas voces progresistas que hoy reclaman otra salida a la crisis y otro modelo de sociedad", ha insistido.

Pacto pnv

Por otra parte, ha defendido el pacto suscrito con el PNV que, según ha dicho, debiera trasladarse al resto de España, para poner freno a la "deriva recortadora que la derecha y los nacionalistas han empezado en diferentes comunidades".

En este sentido, ha apuntado que en el conjunto del PSOE hay que hablar de fiscalidad, ya que "se cometieron errores en el pasado". "Es cierto. Se adoptaron medidas contrarias a nuestra lógica progresista. Hay que reconocerlo y rectificar", ha agregado.

Respecto al debate sobre el modelo territorial, ha señalado que "hoy nos encontramos con tres propuestas dominantes en el debate público en España: la secesionista de los nacionalistas, la propuesta de restauración neocentralista, y la propuesta Socialista para la reforma y mejora del Estado de las Autonomías en un sentido federal".

López ha asegurado que el modelo socialista "no es una respuesta defensiva frente al nacionalismo, sino una oferta de convivencia para todos. Una propuesta en la que todos podemos sentirnos razonablemente cómodos y que, desde luego, no expulsa a nadie, no deja a nadie fuera".

Según ha indicado, los socialistas se oponen tanto a los "recentralizadores como a los secesionistas". "Planteamos una reforma de nuestro modelo para modernizarlo, y para que reconozca de forma más clara los valores que defendemos, a la vez que dentro de ese modelo damos respuesta a la problemática territorial. Y lo hacemos avanzando hacia un sistema federal", ha dicho.

Para los Socialistas vascos, el autogobierno debe ser la garantía del derecho a la libertad de identidad; una institución política necesaria para poder gestionar de forma eficaz las diferencias internas de cada comunidad.

Por ello, ha defendido que el modelo territorial debe construir la convivencia de los distintos. "Debe servir para sumar identidades diferentes y no para enfrentarlas. Debe respetar la diversidad y no uniformarla. Eso es lo que debemos hacer en Euskadi. Para eso hemos tendido la mano al lehendakari. Para hacer Euskadi entre todos. Sin fracturas, sin divisiones y sin enfrentamientos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.