La Gimnástica de Torrelavega se enfrenta este domingo, 6 de octubre, a las 17 horas, al Atlético Albericia en un partido en el que los jugadores de ambos equipos vestirán las camisetas reivindicativas de los trabajadores de Sniace y Golden Line.

El secretario del comité de Sniace, Antonio Pérez Portilla, ha detallado en declaraciones a Europa Press esta acción conjunta de ambas plantillas, que estará precedida de una manifestación que saldrá, a las 15.30 horas, del Ayuntamiento y discurrirá por la capital del Besaya hasta llegar al campo de la Gimnástica.

Una vez allí, los trabajadores de Sniace y Golden Line (desde este martes dependientes de la empresa Konecta) accederán al campo donde entregarán sus camisetas rojas y amarillas, respectivamente, a los jugadores de los dos equipos que competirán así portando los lemas 'Comité de empresa. Sniace lucha por su futuro, otra vez' y 'Konecta vende 150 familias. Vodafone consiente. SOS Banco Santander'.

Reunión con dirección de trabajo

Por otro lado, Pérez Portilla ha señalado en declaraciones a esta agencia que miembros del comité acompañados de los abogados de los sindicatos (UGT, USO, CCOO y Sindicato Unitario) y el letrado del propio comité, Juan Cortés, se han reunido este martes con la directora general de Trabajo, Rosa Castrillo.

En el encuentro, que se ha mantenido a petición de esta última, se ha hablado de las acciones que se están llevado a cabo una vez que los trabajadores han recibido las cartas de despido y se ha explicado a Castrillo los motivos por los que se van a presentar demandas individuales en lugar de un conflicto colectivo.

El secretario del comité ha considerado que Castrillo ha entendido los "motivos" que le han expuesto y ha afirmado que ésta ha coincidido con ellos en el "papel que ha hecho la empresa en las últimas semanas". Además, Pérez Portilla ha indicado que Castrillo también les ha "recalcado e insistido" en que las jubilaciones no se podrían haber llevado a cabo "sin la aportación" de Sniace.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.