La consellera de Educación, Cultura y Universidades, Joana Maria Camps, ha lamentado este martes "el retroceso" en las negociaciones para solucionar la situación del sector educativo y ha matizado que están negociando "detener una huelga indefinida convocada por tener que dar dos horas más de inglés a la semana".

Durante el transcurso de la sesión plenaria del Parlament, Camps ha incidido en que "la Conselleria dio un paso de gigante y cedió al estar dispuesta a aplicar el Tratamiento Integrado de Lenguas de forma voluntaria en la ESO y, además, tuvimos medio cerradas más de seis reivindicaciones laborales de los docentes".

Debido a esto, ha asegurado que lamentó, tras la reunión de este lunes en la que no se llegó a ningún acuerdo, que "el comité de huelga hiciera un retroceso inmenso y vuelva a pedir la retirada del TIL".

En este sentido, ha dicho que "queremos charlar, queremos dialogar, pero para ello debemos ser dos partes, y ayer pareció que no eran dos los que querían negociar. Ahora les corresponde hacer una reflexión".

Así, ha aseverado que "nos sentaremos las veces que haga falta pero tras ceder en el calendario de aplicación, estamos negociando el paro de una huelga indefinida convocada por tener que dar dos horas más de inglés a la semana en asignaturas escogidas por los mismos centros".