El alcalde de Almonte (Huelva), José Antonio Domínguez Iglesias (PP), y el concejal de Agricultura, José Joaquín de la Torre, han mantenido un encuentro con alrededor de 60 agricultores con el fin de ponerles al día de las últimas reuniones en las que ha participado la institución municipal relacionadas con el Plan Especial de Ordenación de los Regadíos ubicados al norte de la corona forestal de Doñana, "el documento prometido por la Junta de Andalucía desde hace años al sector para regular definitivamente esta actividad". Al respecto, indican que la Junta "ha admitido muy pocas alegaciones" y creen que "se pueden defender muchas más".

En esta línea, el titular de Agricultura ha recordado el apoyo que alrededor de 2.000 vecinos de la localidad dieron a la manifestación convocada en Huelva el pasado 28 de agosto, en defensa de esta actividad y el empleo que genera. Aquella movilización conjunta de cinco localidades —Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado—, según ha remarcado, resultó "muy útil pues en sólo unos días la Junta sacó el documento a la luz para trabajar sobre él", ha informado el ente municipal en un comunicado.

A su vez, ha indicado que desde el Ayuntamiento van a defender por todas las vías "un patrimonio que pertenece al pueblo de Almonte", en referencia a un porcentaje de hectáreas que han quedado fuera del documento.

Los representantes municipales expusieron a los empresarios que la institución autonómica ha anunciado que de "las 11.500 hectáreas que se pueden regar en el entorno de Doñana, en la actualidad solo se pueden legalizar 9.088". Según ha subrayado De la Torre, es "importante que el plan haya salido por fin", indicando además que "ahora empieza la tarea de acreditar cuáles son las hectáreas que cumplen con el requisito de estar en producción desde 2004".

También ha facilitado el dato de que a Almonte corresponden, según estima el plan, unas 6.000, entre las ubicadas en montes propios y el Plan Almonte Marismas.

Cabe recordar que el alcalde planteó en la pasada y reciente Mesa de Trabajo de Agua y Biodiversidad del Consejo de Participación de Doñana que se conformase una comisión técnica para la revisión del plan, compuesta por profesionales de la administración autonómica y de Confederación, algo que la Junta aceptó. Este nuevo órgano y los técnicos municipales dirimirán las fincas que han estado en regadío hasta 2004, "ya que hay muchas que han quedado fuera pese a que cumplían con esta condición", ha señalado De la Torre.

El concejal ha trasladado que el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, José Fiscal, "se comprometió a que en el plazo de dos semanas estarían aquí los expertos de la comisión para dilucidar cuáles pueden sumarse a las que ya cuentan con el visto bueno de los técnicos".

Al respecto, ha señalado que no quiere pensar que "vayan a demorarse de nuevo en la resolución de las alegaciones", por lo que se ha mostrado confiado en que "vendrán en fecha próxima para tranquilidad de los agricultores".

Las zonas de la localidad objeto de esta ordenación son, sobre todo, montes propios —1.300 hectáreas cedidas por el Ayuntamiento a los colonos—; Matalagrana —otras 225 hectáreas que aportan muchísimos jornales, puestas en labor merced a un veterano convenio entre agricultores, Junta y Ayuntamiento, lo que no ha impedido que se impongan a sus concesionarios sanciones de hasta 300.000 euros—, y algo en la zona de Los Mimbrales.

Consulta aquí más noticias de Huelva.