El Ayuntamiento de Montefrío (Granada) reducirá en un 30 por ciento el impuesto de construcciones y obras a todos aquellos vecinos que reformen sus viviendas situadas en el casco histórico, una medida que ha adoptado con el objetivo de conseguir revitalizar el centro de la localidad, donde además hay muchas casas en claro estado de abandono.

Según explica en un comunicado el alcalde en funciones de Montefrío, Agustín García, en los últimos años son muchos los vecinos que han decidido construirse una vivienda en el municipio, pero lo hacen en otros barrios de la localidad. "Con esta medida, pretendemos fomentar la construcción en el casco histórico, tanto viviendas nuevas como reformas, para evitar que la gente se vaya a vivir a otras zonas del pueblo", ha señalado.

Actualmente, en el conjunto histórico de Montefrío habitan unos 4.000 vecinos, de los cerca de 7.000 que tiene el municipio. En el centro del pueblo existen unas 250 viviendas en situación de abandono, cuya rehabilitación es, según apunta el regidor, "absolutamente necesaria".

La bonificación de las obras en viviendas del casco antiguo no es la única medida que el Consistorio montefrieño ha puesto en marcha para adecentar el casco antiguo. En los próximos días, los vecinos de este barrio recibirán en sus casas una carta en la que el alcalde les pide que blanqueen las fachadas de sus viviendas, incluso aunque éstas estén abandonadas, "para que las casas luzcan, al menos, encaladas".

Agustín García señala que, con estas medidas, el Ayuntamiento "confía en que en unos meses el casco antiguo tenga de nuevo todo su esplendor, y en que los vecinos decidan vivir en el casco histórico en vez de irse a otros barrios, con el beneficio que esto conllevará para vecinos y visitantes".

Consulta aquí más noticias de Granada.