El alcalde de Calafell (Tarragona), Joan Olivella, ha valorado la rebaja de peajes en la C-32 anunciada este martes por el Govern como "un primer paso positivo", si bien ha insistido en que el objetivo es la gratuidad.

"Aunque no se ha conseguido la gratuidad, al menos hay ciertos descuentos, que es un primer paso para rebajar el coste", ha afirmado en un comunicado, donde ha recordado que se trata de una vieja reivindicación ciudadana.

En esa línea, ha pedido al Estado la gratuidad del peaje de la AP-7 a su paso por el Vendrell (Tarragona) porque, a su juicio, supone un agravio comparativo en relación al tramo Torredembarra-Tarragona, que actualmente es gratuito: "Ésta es una asignatura pendiente".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.