El Gobierno de Gibraltar ha denunciado este martes el acoso que algunos de sus ciudadanos soportan al otro lado de la Verja solo por su condición de 'llanitos' y ha culpado de estos incidentes al Ejecutivo español, que los incita con sus "declaraciones irresponsables y falsas" contra el Peñón.

El Ejecutivo que dirige Fabian Picardo advierte en un comunicado de que varios vehículos registrados en Gibraltar han aparecido "quemados" o con otro tipo de daños al otro lado de la Verja.

Denuncia asimismo que ciudadanos gibraltareños son "insultados" en el Campo de Gibraltar por su mera condición de llanitos.

Gibraltar pide a España que investigue estos incidentes y condene públicamente la representación teatral, difundida en YouTube, protagonizada por unos estudiantes de Huesca con motivo de las fiestas de su pueblo y que, disfrazados de guardias civiles, escenifican la toma de Gibraltar disparando a otros compañeros caracterizados como ciudadanos del Peñón. PICARDO,

Con el ministro británico de defensa

Por otra parte, el Gobierno gibraltareño informó de que Picardo se reunió este fin de semana en Manchester (Reino Unido) con el secretario de Defensa británico, Philip Hammond, coincidiendo con el Congreso del Partido Conservador británico que se celebraba en esa ciudad, ha informado hoy el Gobierno del Peñón.

El encuentro permitió a Picardo "discutir" con Hammond "varios asuntos en materia de Defensa relacionados con Gibraltar", señala el Ejecutivo gibraltareño en un escueto comunicado.

La reunión entre ambos se produce tras la última escalada de tensión entre España y Gibraltar después de que el Peñón arrojara en julio 70 bloques de hormigón al mar, en una zona donde suelen faenar pescadores españoles, y España reforzase los controles en la Verja, provocando durante varios días largas colas para salir y entrar en el Peñón.

En respuesta a la provocación que para España ha supuesto el lanzamiento de los bloques de hormigón en unas aguas que nuestro país considera de su soberanía, el Gobierno estudia la posible aplicación de una serie de medidas que dificultarían el día a día de los gibraltareños.

Entre esas medidas el Ejecutivo no descarta volver a fondear buques de la Armada en las aguas en litigio, una medida que se mantuvo durante cuatro décadas hasta que fue cancelada siendo ministro de Exteriores Fernando Morán, con el Gobierno de Felipe González.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.