El Juzgado de lo Penal número uno de Jaén ha condenado a un año de cárcel a una mujer, identificada como R.V.F., como autora de un delito de apropiación indebida por haberse quedado, "con la promesa de devolvérselos", con 700 euros correspondientes a la pensión de una persona mayor, amiga de la familia, a la que acompañó a sacarlos a la sucursal de una caja de ahorros de la localidad jiennense de Linares.

Según relata la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el suceso se produjo el 4 de julio de 2011 por la mañana, cuando la ahora condenada, "con ánimo de obtener un beneficio económico ilícito", y tras acompañar a la víctima del robo a la citada oficina bancaria, "se apropió" de los 700 euros que éste había sacado "con la promesa de devolvérselos".

Sin embargo, esa misma tarde, el pensionista la llamó por teléfono para pedirle que le devolviera ese dinero, solicitud a la que ésta no sólo se negó sino que respondió amenazándolo con "darle una paliza" y "quemarle el coche" si la denunciaba.

La jueza que rubrica la sentencia explica que la víctima de estos hechos le dio la totalidad del dinero que había sacado de la caja de ahorros a la ahora condenada porque era "amiga de su familia" y confiaba en ella, si bien ésta cuenta con "antecedentes policiales" por simular supuestamente delitos para cobrar indemnizaciones "con la finalidad de destinarlas al juego".

Además de a un año de cárcel, el fallo —que se puede recurrir ante la Audiencia Provincial de Jaén— condena a la acusada al pago de una multa de cuatro euros diarios durante diez días como autora de una falta de amenazas, así como a devolver a la víctima los 700 euros con los que se quedó "más los intereses".

Consulta aquí más noticias de Jaén.