El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, ha considerado este martes que "Andalucía es la comunidad más perjudicada" por el Gobierno de la Nación después de que éste haya "rediseñado" el trazado del Corredor Ferroviario del Mediterráneo, que ahora acaba en Murcia en lugar de en la localidad gaditana de Algeciras tal y como estaba previsto inicialmente por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Así lo ha dicho en un acto celebrado por el PSOE en Alicante para reivindicar esta "infraestructura fundamental" y al que también han acudido el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los responsables de las federaciones de Valencia, Cataluña, Murcia y Baleares. Todos ellos han suscrito la denominada 'Declaración de Alicante', con la que quieren exigir que el Corredor Ferroviario Mediterráneo sea una "apuesta económica, sostenible y de cohesión territorial" prioritaria y, por tanto, demandar al Ejecutivo de Mariano Rajoy "mayor apoyo financiero a esta infraestructura europea en su trazado original nacional desde Algeciras hasta Figueras".

Para Jiménez, Andalucía es "la comunidad más perjudicada" por este "erróneo" cambio en el diseño del Partido Popular no sólo porque "queda al margen de la programación presupuestaria del ancho internacional de vía para las conexiones de mercancías", sino también porque, según ha recordado, el Corredor Mediterráneo estaba ideado dentro de la infraestructura férrea europea de Algeciras a Helsinki (Finlandia).

"Andalucía ha quedado al margen de la programación y el diseño del ancho ferroviario internacional para la conexión de mercancías y para nosotros eso es absolutamente imprescindible", ha dicho.

Es precisamente porque la comunidad andaluza entiende este trazado como "una apuesta de gran trascendencia para el crecimiento económico, laboral y social de territorios que engloban el 40 por ciento de la población española" por lo que el PSOE-A va a intentar que el futuro de la comunidad no se vea "alterado por una mala planificación del Gobierno central".

Sobre todo, ha añadido, porque el hecho de que el Corredor termine en Murcia "dejaría aislado" al puerto de Algeciras, el puerto líder en transporte de mercancías en todo el Mediterráneo", y Andalucía perdería competitividad frente al proyecto de Marruecos Tánger Med. Pero no sólo Algeciras. Jiménez ha advertido de que la exclusión de Algeciras también afecta negativamente a enclaves portuarios como Barcelona, Valencia y Murcia.

Respuesta "clara y contundente" desde andalucía

Ante este "desprecio" hacia Andalucía en la planificación presupuestaria del Corredor Mediterráneo, Jiménez ha señalado que el PSOE-A promoverá una "respuesta clara y contundente" en la que ya trabaja junto al Gobierno de la Junta y colectivos empresariales y sociales de la comunidad andaluza.

De ahí que haya agradecido el apoyo de la federación nacional del PSOE en este asunto porque, según ha insistido, "nos jugamos una parte muy importante del futuro económico de Andalucía y del país", algo que, a su juicio, "no bebería alterase por un planteamiento malo y erróneo del Gobierno de la Nación".

Compromiso de la dirección federal

En el marco de esta campaña reivindicativa por el Corredor Mediterráneo, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha garantizado que este proyecto es una "prioridad absoluta" para el partido, por lo que las próximas acciones serán la presentación de iniciativas en los parlamentos autonómicos y también en el Congreso, con preguntas, interpelaciones, seguimiento de las acciones del Ejecutivo de Rajoy y, especialmente, enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 para alcanzar un acuerdo sobre las necesidades financieras de esta infraestructura.

"En su afán de hacerlo más pequeño, el Gobierno central ha decidido acabar el proyecto en Murcia y olvida un puerto de Algeciras", ha criticado Rubalcaba, que ha considerado "imprescindible" para el PSOE una salida de las mercancías hacia el norte desde este puerto andaluz, que es "la conexión de España y Europa con África". Por tanto, ha calificado su exclusión del Corredor Mediterráneo de grave "error estratégico".

La declaración

En la Declaración de Alicante, los socialistas andaluces y de todos los territorios implicados se comprometen a trabajar para que el Corredor Mediterráneo sea una realidad, porque "estamos absolutamente implicados y comprometidos con esta infraestructura". "Es de vital importancia el trabajo conjunto de todos para lograr que el Gobierno de Mariano Rajoy apueste por el Corredor Mediterráneo", han exigido los representantes de las distintas federaciones para reclamar esta infraestructura "tan importante para todos".

Además de Alfredo Pérez Rubalcaba y Mario Jiménez, han participado en el encuentro el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, en calidad de anfitrión; el secretario general del PSRM-PSOE, Rafael González Tovar; la secretaria de Organización del PSIB, Bel Oliver, y el primer secretari del PSC, Pere Navarro, junto al diputado valenciano Francesc Signes, el miembro del Comité Ejecutivo Federal del

Psoe rafael Simancas, la diputada nacional Inmaculada Rodríguez Piñero, el secretario general de la Agrupación Local Socialista de Alicante, Gabriel Echávarri, y el secretario general provincial, David Cerdán.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.