La Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) asume a partir de 2014 toda capacidad de decisión sobre los solares

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha denunciado el convenio por el que la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) cedía la gestión de las solares de su titularidad en el Parque Tecnológico de la Isla de La Cartuja a la sociedad de conservación de Cartuja 93. Esta decisión, que ya ha sido trasladada a dicha sociedad de conservación, es consecuencia del "incumplimiento de las condiciones establecidas en dicho convenio, así como del abandono de dichos suelos, con el consiguiente perjuicio e inseguridad para el ciudadano".

En una nota, la Administración andaluza ha señalado que, desde 1999, la sociedad de conservación del Parque Tecnológico de la Cartuja es, en virtud de dicho convenio, la responsable de la gestión y conservación de las bolsas de aparcamientos que se localizan en los terrenos, propiedad de EPSA. La administración autonómica renunció a la posibilidad de explotar comercialmente esos aparcamientos, "siempre y cuando se garantizara su uso en unas condiciones de seguridad y mantenimiento aceptables".

No obstante, dichos suelos se encontraban "abandonados, en malas condiciones, desabastecidos de suministros, como el alumbrado público", por lo que EPSA procedió el pasado mes de abril a podar, limpiar y desbrozar las parcelas, utilizados hasta ahora "sin las condiciones necesarias para ser transitados, y, en general, a la adecuación de la zona".

Tras estos trabajos, en los que, según apunta, EPSA invirtió 40.000 euros, y ante la obligación de velar por la seguridad de los usuarios, se procedió a cerrar las parcelas. Además de la inversión realizada era precioso destinar unos 60.000 euros a garantizar la seguridad de los usuarios de estos espacios, una cantidad que, según explica, correspondía invertir a la entidad de conservación en los terrenos para que en el futuro se permitiera su uso como estacionamiento con todas las garantías de seguridad para los usuarios y de forma regulada, si bien "no se obtuvo respuesta".

La Junta de Andalucía presentó además al Ayuntamiento de Sevilla un Plan de Movilidad Sostenible en el parque con la finalidad de resolver el problema del aparcamiento "indiscriminado y sin control" y organizar el tráfico rodado, así como equilibrar la utilización del vehículo privado con los modos de transporte sostenible.

Dicho documento recogía una serie de propuestas sobre la ordenación del tráfico y aparcamiento de la zona, con iniciativas como priorizar en el uso de dichas plazas de EPSA a empresas que desarrollasen planes de movilidad entre sus plantillas. El documento también hacía una apuesta por mejorar los viajes en transporte público y por poner en marcha acciones que favorecieran las condiciones de los desplazamientos a pie y en bicicleta, de forma que se acabase con la actual ocupación del coche en los acerados y con la sobresaturación de las plazas de aparcamientos actuales.

Este Plan de Movilidad fue presentado también a la sociedad de conservación del parque y a los empresarios de Cartuja 93 para poder darle una solución a estos solares y ponerlos a disposición de los usuarios del parque, pero "la propuesta no ha sido bien acogida por parte del Ayuntamiento al entender que la movilidad en la ciudad es de su competencia, ni por los empresarios, mientras que los solares continúan cerrados al no reunir las condiciones de seguridad para su uso".

Esto ha motivado que la Consejería de Fomento y Vivienda haya denunciado el convenio de gestión, por lo que "a partir de 2014 la administración autonómica será quien decida en exclusiva sobre el uso de dichos solares", contemplados dentro del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla como suelo destinado a oficinas y aparcamientos subterráneos y a cuya posibilidad de explotar comercialmente había renunciado para ponerlos a disposición de los trabajadores y visitantes de la Cartuja dentro de un plan de movilidad en la zona y para las empresas allí asentadas.

Por último, la Consejería de Fomento y Vivienda ha destacado que su voluntad sigue siendo contribuir con esos suelos a favorecer la movilidad y la comodidad en la Cartuja.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.