El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha destacado este martes que las decisiones que se van a tomar a partir de ahora con respecto a la actividad del proyecto Castor de Vinaròs (Castellón) estarán "en directa relación" con las conclusiones que se esgriman de los informes técnicos solicitados al Instituto Geográfico Nacional y al Instituto Geológico.

Así lo ha destacado, en respuesta a los periodistas, tras asistir a un acto en el Ministerio de Educación Cultura y Deporte en el que se ha firmado un convenio con el ministro José Ignacio Wert para la promoción del turismo cultural.

En concreto, Soria ha recordado que en cuanto el ministerio tuvo conocimiento de estos movimientos sísmicos en la zona donde se encuentra el almacenamiento denominado proyecto Castor, "por encima de la escala de Richter", tomó la decisión de "parar toda inyección adicional de gas en el almacenamiento subterráneo", situado en la costa de Vinarós (Castellón).

A partir de ese momento, tal y como ha indicado el ministro, se está en "contacto permanente" con los Institutos encargados de elaborar el informe para conocer si la causa de estos movimientos se debe a la actividad del proyecto Castor.

"Se está estudiando la causa-efecto" ha afirmado Soria, quien además ha indicado que lo que ha solicitado el ministerio es un "cese temporal" y que las decisiones que se tomen vendrán determinadas por los informes.

"Se está estudiando", ha subrayado el ministro quien ha destacado que lo único que se conoce es que el último seísmo se situó por encima de cuatro en la escala.

Contacto con la generalitat,

Acs y escal

Así, además ha destacado que está en contacto tanto con la Generalitat Valenciana como con la delegación de Gobierno, y con la empresa que ejecuta y explota el almacenamiento, una Unión Temporal de Empresas (UTE) entre la canadiense Escal y la española ACS.

En esta línea, ha afirmado que él mismo estuvo hablando el pasado jueves con el presidente de la compañía ACS, Florentino Pérez, y le informó de que se estaba firmando la resolución que impedía la inyeccion de gas en el almacenamiento.

Asimismo, ha indicado que miembros del ministerio también se han reunido con el vicepresidente ejecutivo de Escal, para poner en conocimiento todos los datos de los que se dispone y mantenerle al tanto de la situación.

Preguntado por la posibilidad de que la Generalitat pidiera el cese definitivo de la plataforma almacén, el ministro ha afirmado no tener "constancia" de que esto fuese así, pero que las acciones que se llevarán a cabo serán definidas por los estudios ya puestos en marcha.

Finalmente, ha confirmado que todos los estudios que eran necesarios para la puesta en marcha del almacenamiento se llevaron a cabo, y ha indicado que no tiene conocimiento de que alguno que fuera necesario no se hiciera. Además, ha recordado que la infraestructura se inició en 2007 y se culminó en 2011.

Por ello, ha afirmado que en la cuestión técnica la obra estaba avalada con todos los informes y contaba "con la bendición de todos los departamentos implicados".

Consulta aquí más noticias de Valencia.