El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha afirmado este martes que están "preocupados" por los movimientos sísmicos que se están registrando en el norte de la provincia de Castellón y, por ello, ha señalado que harán un seguimiento, en contacto con el Ministerio de Fomento y los Ayuntamientos afectados, para "controlar" la situación y que estos movimientos no vuelvan a ser tan intensos.

Fabra, tras presidir la presentación de la Estrategia de Envejecimiento Activo de la Comunitat Valenciana, ha mostrado su preocupación por el seísmo de magnitud 4,2 registrado esta madrugada, sobre las 5.32 horas, en esta zona y por ello ha explicado que se ha activado este martes en los municipios castellonenses de Peñíscola, Vinaròs y Benicarló el Plan de Riesgo Sísmico en fase de seguimiento.

"Lo que queremos es hacer un seguimiento y estaremos en contacto con el Ministerio y con todos los ayuntamientos implicados y servicios de emergencia y prevención para que estas situaciones no se produzcan y si se registran que estén absolutamente controlada y no con la intensidad que se registró en la última noche", ha recalcado.

Asimismo, ha recalcado que la puesta en marcha del almacén de gas llamado 'Proyecto Castor' es "una infraestructura que debe generar tranquilidad, es una infraestructura al servicio de la sociedad y no puede generar alarma social".

Consulta aquí más noticias de Castellón.