El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha afirmado este martes que tiene que hablar con la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, que deja temporalmente sus funciones al frente del consistorio por un embarazo de riesgo, para "concretar" si también abandona su escaño en las Corts valencianas como, ha recordado, "comentó en su día".

Fabra, tras presidir la presentación de la Estrategia de Envejecimiento Activo de la Comunitat Valenciana, ha señalado que tiene que hablar con ella porque se había enterado "ahora" de que estaba embarazada.

Castedo delegará a partir del 8 de octubre sus funciones como primera edil por prescripción médica ya que está embarazada de dos meses y se considera que presenta una gestación "de riesgo".

Al respecto, ha recordado que Castedo, imputada en la causa derivada del caso Brugal que investiga posibles irregularidades en la tramitación del PGOU de la ciudad, "en su día ya comentó que se iba a centrar en el Ayuntamiento de Alicante y lo que quería era dejar el escaño". "Pero ahora tengo que hablar con ella para concretarlo", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.