El portavoz adjunto del PSOE en el Senado y alcalde de la localidad de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), Antonio Gutiérrez limones, ha presentado en la sede del Consejo de Europa una iniciativa en la que denuncia el despido de más de 200 trabajadores españoles de la Base militar de Morón y reclama un acuerdo de colaboración entre España y Estados Unidos en el que ambas partes se beneficien.

El senador por Sevilla ha criticado que pese a que se ha incrementado "notablemente" la carga de trabajo, el Gobierno de EE.UU. ha anunciado el despido de los trabajadores españoles y la contratación de 80 estadounidenses que, además, "no pagarán ni impuestos ni seguridad social".

En una nota de prensa, Gutiérrez Limones ha mantenido su apoyo a una política de defensa compartida pero ha subrayado que se debe "fomentar el desarrollo de los territorios en los que se instalen las bases" y, sobre todo, se deben "respetar los derechos fundamentales, también laborales, de los trabajadores europeos que trabajen en dichas instalaciones".

Ha afirmado que las bases militares de Estados Unidos han sido parte del "esfuerzo común" en "defensa de la paz y la libertad" y, por ello, es "esencial que su organización preserve su sentido respetando la legislación laboral de los países en los que se instala y siendo un vector para el crecimiento económico de las poblaciones en las que se asientan sus instalaciones".

"Es esto lo que ha sucedido durante mucho tiempo y lo que todos deseamos que siga sucediendo", ha añadido el regidor que, sin embargo, lamenta que el modelo de instalación militar de EE.UU. está "cambiando sin que haya existido un debate previo, una definición compartida".

Así, se ha hecho eco del anuncio del Gobierno de Estados Unidos de prescindir de 144 trabajadores, antes del 30 de septiembre de 2014, además de eliminar tres departamentos con otros 70 trabajadores para el contrato que comienza en octubre de 2014, sin exponer razón económica alguna y ha mantenido que "hubieran tenido muy difícil hacerlo porque es difícil explicar que puedan sobrar trabajadores cuando las horas extras han crecido un 30 por ciento y se está incrementando el uso de la base".

"Los trabajadores despedidos están siendo sustituidos por estadounidenses (80 por ahora) que, sin permiso de residencia, viven en nuestro país sin pagar impuestos ni seguridad social", ha expuesto el socialista para quien España debe "exponer ante nuestros aliados que el modelo de base militar debe basarse en un acuerdo de colaboración, del que todas las partes deben beneficiarse, muy particularmente las comunidades que viven junto a las bases y padecen los inconvenientes que su presencia puede ocasionar".

A su juicio, "debería garantizarse que los trabajadores europeos que prestan sus servicios en instalaciones militares norteamericanas o de la OTAN ubicadas en Europa gocen de los mismos derechos fundamentales, incluidos los laborales, que les reconocen sus legislaciones nacionales y que los acuerdos suscritos entre países europeos con EEUU o en el seno de la OTAN para la utilización o instalación de complejos militares en territorio europeo respeten estos mismos derechos fundamentales".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.