El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha explicado este martes que recabarán información sobre el origen de los movimientos sísmicos en los últimos días percibidos en las Terres de l'Ebre y frente a las costas de Vinaròs (Castellón), que vinculan con la empresa que gestiona el proyecto de gas submarino Castor, y que se reservan la posibilidad de actuar legalmente.

En rueda de prensa tras el Consell Executiu, ha asegurado que los elementos que motivan los movimientos sísmicos "no están bien definidos", y que por ello quieren más información, aunque la impresión del Gobierno catalán es que están relacionados con la empresa que promueve el proyecto.

"Tenemos una obligación hacia nuestros conciudadanos de les Terres de l'Ebre y, si ha habido estas consecuencias, a la espera de saber los motivos, actuaremos legalmente en su defensa", ha advertido Homs, quien no ve razonable que las actuaciones del proyecto Castor acaben derivando en movimientos sísmicos, aunque sean de poca magnitud.

También ha constatado que es una situación que compete al Estado y a la Generalitat Valenciana, dado que la Generalitat de Cataluña no ha actuado en los trámites administrativos respectivos. "No tenemos que hacer alarmismo, pero no puede ser que como consecuencia de una actividad concreta acabe habiendo un terremoto", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.