La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, Isabel Bonig, se ha mostrado "convencida" de que "no se reanudará la actividad" en el almacenamiento subterráneo de gas natural del proyecto Castor, frente a la costa de Vinaròs (Castellón), "ni se tomará ninguna medida" hasta que no se tenga "la seguridad, al cien por cien, de que no hay peligro para las personas ni para la propia tierra".

Así lo ha destacado, en declaraciones a Europa Press, tras reunirse con el director general de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, Miguel Pozo, para analizar temas de interés para la Comunitat Valenciana entre los que se encuentra el nuevo acceso ferroviario al puerto de Castellón.

Preguntada por la decisión tomada por el Ministerio de Industria que solicitaba el cese temporal de las actividades en la plataforma hasta que se reuniese toda la información sobre los numerosos movimientos sísmicos que han tenido lugar en la zona en los últimos días, la consellera ha indicado que se ha tomado "la decisión adecuada y prudente".

En su opinión, hasta que no se sepa si estos movimientos están causados por la actividad del almacén subterráneo no se puede hacer otra cosa.

Además, ha indicado que le "consta" que entre la empresa encargada del proyecto castor y el Ministerio está habiendo reuniones para recabar toda la información posible.

Estudio "con luz y taquígrafos"

Por ello, ha afirmado que es importante conocer todos los detalles de la situación, y afrontar este suceso con "seriedad y con luz y taquígrafos", pero también "con prudencia" porque "no hay que crear alarma", ha aseverado.

En este sentido, ha indicado que tanto empresa como Ministerio están analizando los datos para elaborar un estudio y así conocer la causa de estos seísmos, y además, ha explicado que desde Gobernación se ha anunciado también la puesta en marcha de un plan de seguimiento de estos movimientos de la tierra.

Consulta aquí más noticias de Valencia.