El jurado popular que durante la pasada semana enjuició a un joven de 22 años, A.C.O., por matar al padrastro de su amigo de 18 puñaladas en Puertollano (Ciudad Real) ha emitido este martes su veredicto considerándolo culpable de un delito de asesinato.

Según el veredicto leído por el presidente del jurado, A.C.O. asesinó a V.E.G. en la noche del 15 al 16 de mayo de 2012 y lo hizo con alevosía, aunque se ha desestimado el ensañamiento que pedía la Fiscalía, por lo que la pena que impondrá la presidenta del Tribunal oscilará entre los 15 y los 20 años de prisión.

Para el jurado popular, durante las cinco sesiones en las que se ha celebrado el juicio, ha quedado acreditado que A.C.O. acudió con su amigo —hijastro de la víctima menor de edad y condenado por estos hechos— en esa noche de mayo a casa de su víctima con intención de matarla, para lo que llevaba un arma blanca escondida que utilizó en el momento en el que el hombre, bastante más corpulento que él, se dio la vuelta.

Tras asestarle la primera puñalada en la nuca, el acusado siguió apuñalando al hombre hasta en 17 ocasiones más, causándole heridas en la cara, cuello, pecho y brazos hasta que murió desangrado en el salón de su casa, después de lo que se marchó con el menor dejando entreabierta la puerta y huellas de pisadas ensangrentadas.

El joven, que lleva en prisión desde hace 14 meses, ha escuchado el veredicto con tranquilidad y de forma serena, un veredicto en el que se han desestimado las dos peticiones de la defensa que eran o la libre absolución o un delito de homicidio.