Las deficiencias en la poda de los árboles de Madrid provocan decenas de caídas de ramas

  • Los bomberos atienden ahora más avisos por desprendimientos de ramas y los jardineros lo achacan al debilitamiento de los árboles por una mala poda.
  • En agosto cayó el follaje sobre un parque infantil y bancos del Dos de Mayo; y en septiembre hirieron a varias personas en Tirso de Molina y La Bombilla.
  • El grupo socialista pide explicaciones al Ayuntamiento por "poner en peligro la integridad de los viandantes con los recortes en mantenimiento".
  • Los parques se secan por los recortes en zonas verdes y en suministro de agua.
Una rama caída sobre la vía pública en Madrid.
Una rama caída sobre la vía pública en Madrid.
Grupo socialista Centro-Madrid

En las últimas semanas se han producido varios accidentes por desprendimientos de ramas de árboles en Madrid, algunos de ellos con heridos. En un primer momento, parecían casualidades fatales. Pero con el paso de los días, las caídas de ramas se han repetido en varios puntos de la ciudad y sin una causa aparente (no había viento, ni lluvia ni impactos de camiones contra los árboles). La repetición de estos sucesos ha llegado a alarmar a vecinos, jardineros y a la oposición socialista municipal, que creen que está relacionado con los recortes en mantenimiento de zonas verdes. De hecho, los bomberos han detectado un "incremento inusual de las salidas para atender caídas de ramas".

Durante el mes de agosto, el follaje de los árboles de la plaza del Dos de Mayo (Malasaña) cayó sobre la vía pública en, al menos, tres ocasiones. En uno de los casos, impactó contra un banco de la plaza; en otra ocasión, se desprendió a escasos metros de un parque infantil. "Hubo suerte de que en esos momento no había niños jugando ni personas sentadas en el lugar. Habría podido ser una desgracia", apunta Marisa Ybarra, portavoz del grupo municipal socialista en el distrito Centro, que este lunes alertó del problema de los árboles en el pleno del distrito. "Se está recortando en la poda y en mantenimiento, con el riesgo de poner en peligro la integridad de los viandantes", advierte Ybarra.

A final de ese mes y en septiembre, la rotura de árboles se intensificó, causando incluso heridos. En el parque de la Bombilla (Moncloa), una mujer embarazada perdió el conocimiento tras el impacto de una rama. El día 11, una mujer sufrió arañazos y contusiones leves al caerle una gran rama encima justo cuando salía de la boca de Metro de Tirso de Molina. También ha habido percances en Argüelles (Moncloa), en el Parque Lineal de Palomeras (Puente de Vallecas) y en diversos puntos del Paseo de la Castellana.

"Un árbol requiere muchos cuidados"

"Son incidentes cada vez más habituales. Se reciben muchos avisos de ramas que ya han caído y de árboles que están a punto de vencerse y suponen un riesgo para los viandantes", explican fuentes de los bomberos municipales. Los jardineros del Ayuntamiento y expertos en mantenimiento de zonas  verdes ven una relación evidente con los recortes: "Los árboles en alineación de las calles, igual que los de los parques, están en un estado claro de abandono. Un árbol requiere muchos cuidados, hay que quitarles peso para que no se venzan, hay que podarlos en la época adecuada y hacer un seguimiento específico de sus enfermedades", explica una portavoz de CC OO entre los jardineros municipales.

"Si se poda a la carrera o en un mal momento, el árbol se debilita, puede coger infecciones y la madera se pudre. Por no hablar de las obras, que en ocasiones tocan la raíz y el árbol se desestabiliza", añade la experta botánica. En este sentido, Ybarra critica que el Ayuntamiento "ha hecho las talas en mayo, junio y julio, en lugar de hacerlas en invierno, cuando es más adecuado porque es cuando tiene savia en su interior". La portavoz socialista preguntó este lunes a los responsables de la Junta de Distrito por el mantenimiento de los árboles, pero se limitaron a responder que la poda se realiza con normalidad.

Pese a la respuesta municipal, los cierto es que los recortes presupuestarios han dado de lleno a las zonas verdes madrileñas, como ya contó este periódico en julio. El Ayuntamiento prevé dedicar este año 144,19 millones de euros a la partida de "Patrimonio Verde", donde se incluyen los cuidados del arbolado urbano. Esto supone un 7,98% menos que en 2012. Además de la falta de dinero, jardineros denuncian la "reducción de personal al no sustituir las bajas y la falta de control por parte del Ayuntamiento a las empresas adjudicatarias".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento