La Guardia Civil ha detenido a I.B. de 36 años de edad, por un delito de robo con fuerza en las cosas cometido en la localidad de Almorox (Toledo). El detenido sustrajo 550 metros de cable de cobre perteneciente a una línea telefónica, dejando temporalmente a dos urbanizaciones sin este servicio.

Durante la madrugada del día 24 de septiembre varias patrullas de la Guardia Civil, que llevaban a cabo un dispositivo operativo en la autovía A-5 (Madrid-Badajoz), dentro del término municipal de Valmojado observaron un vehículo que circulaba por esta vía y que paraba en el arcén al percatarse de la presencia policial, bajando de él dos personas que iniciaron la huida campo a través.

Efectivos de este Cuerpo comprobaron que tanto el maletero como el habitáculo interior estaban cargados con cable de cobre, aunque no pudieron interceptar a los huidos, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

La Guardia Civil comprobó que este cable pertenecía a una línea telefónica instalada en término municipal de Almorox, de donde había sido sustraído unas horas antes, lo que había dejado sin servicio telefónico a dos urbanizaciones de esta localidad.

Unas horas después, sobre las once de la mañana, una patrulla de la Guardia Civil de La Torre de Esteban Hambrán localizó a un hombre que entraba en la localidad de Valmojado, andando por la antigua carretera de Extremadura, comprobando que era una de las dos personas que habían huido unas horas antes al apercibirse de la presencia policial.

La Guardia Civil detuvo a I.B, por un delito de robo con fuerza en las cosas, poniéndolo a disposición judicial del Juzgado de Instrucción de Guardia de Illescas.

La investigación iniciada por la Guardia Civil continúa abierta hasta lograr determinar la identidad y detener a la otra persona implicada.

Consulta aquí más noticias de Toledo.