El Instituto Ferial de Vigo acoge los días 1, 2 y 3 de octubre la XV edición de la Feria Internacional de Productos del Mar Congelados, con 480 expositores procedentes de 36 países, y con un sector que reclama facilidades para poder financiarse y la eliminación de otras barreras que obstaculizan su productividad.

Así lo ha manifestado el presidente de Conxemar, José Luis Freire, durante el acto institucional de inauguración del certamen, en el que han estado presentes el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete; el alcalde de Vigo, Abel Caballero; responsables de la FAO, y otras autoridades.

Freire ha apuntado que el sector del congelado atraviesa "circunstancias difíciles", agravadas por la escasez y carestía de la financiación. Por ello, ha pedido ayuda a las administraciones para solventar ese handicap y para tomar otras medidas que derriben las "barreras a la productividad", como la apertura de las "fronteras energéticas", la eliminación de burocracia o la reducción de costes en los servicios portuarios.

El presidente de Conxemar ha subrayado la importancia de que Vigo acoja esta feria, una ubicación geográfica en la que ha jugado un papel determinante la presencia de un potente cluster de empresas de pesca.

Cañete y feijóo

Por su parte, el ministro Arias Cañete ha recordado que Conxemar es "el mejor escaparate" para dar a conocer no sólo las empresas, sino también calidad de los productos y servicios, las innovaciones técnicas en la producción, y para estrechar relaciones comerciales y profesionales.

"Vigo se convierte en el centro mundial del pescado congelado", ha apuntado el ministro, quien ha hecho hincapié en que este sector es "estratégico" para España, primer productor europeo de productos del mar transformados, con más de 660 empresas, y unas ventas netas que superaron los 4.000 millones de euros en 2011.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha recordado que su departamento está llevando a cabo iniciativas para impulsar el sector agroalimentario, como medidas para mejorar la calidad, equilibrar las relaciones comerciales y garantizar los derechos del consumidor. También ha hecho referencia al plan estratégico de la pesca y la acuicultura y a la futura creación de un grupo de trabajo para explorar vías de internacionalización.

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha constatado que el congelado es uno de los "eslabones más potentes" de la cadena mar-industria, con gran peso en el tejido empresarial gallego. Así, ha recordado que el sector tiene en Galicia 113 empresas que dan trabajo a 8.000 personas.

Asimismo, ha elogiado la capacidad de Conxemar para congregar a numerosas empresas y ha manifestado su confianza en que supere la cifra de mil millones de euros de negocio de la pasada edición.

Finalmente, ha agradecido la presencia del ministro Arias Cañete, al que también ha reconocido su trabajo y su "preocupación" por sectores como la conserva, la pesca y el sector lácteo, "los grandes ejes del sector primario en Galicia". "Y gracias por estar con Galicia en Bruselas", ha añadido el presidente gallego quien, irónicamente, ha pedido al ministro que, además de hacer campañas de divulgación de la dieta mediterránea, "no se olvide de la dieta atlántica".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.