Playa Lloret de Mar
Playa de Lloret de Mar. ARCHIVO

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el 23 de septiembre un hombre en Lloret de Mar (Girona) acusado de haber cometido veinte robos en el interior de vehículos, así como un hurto en un hotel y un robo con violencia en plena calle. Fue identificado gracias a la foto que le hizo una de las víctimas, a quien le sustrajo un sobre con 1.400 euros mientras le enseñaba una cámara de fotos para vendérsela.

La investigación empezó el 18 de septiembre, cuando se denunció la sustracción de dos maletas de la consigna de un hotel de Lloret de Mar. Un testigo vio como un cliente se las llevaba, y gracias a la colaboración ciudadana se averiguó la identidad del autor del hurto pero inicialmente no se lo localizó.

Por otro lado, hacia las cinco de la madrugada del 21 de septiembre, el presunto autor del hurto al hotel se dirigió a un hombre para venderle una cámara de fotos. La víctima pidió de hacer unas pruebas al aparato y, de repente, el vendedor lo empujó para cogerle un sobre. A raíz de la foto que la víctima le hizo al presunto delincuente, se lo pudo identificar.

Los Mossos pudieron detener el supuesto ladrón cuando se marchaba del hotel donde se alojaba. En las maletas que llevaba, encontraron navegadores GPS y teléfonos móviles, entre otros aparatos electrónicos. Se trata de objetos que se habían sustraído del interior de una veintena de vehículos durante los últimos días, mientras el hombre estaba alojado en Lloret de Mar.

El detenido es un joven belga, de 27 años y de domicilio desconocido. Pasó a disposición judicial el 26 de septiembre y se decretó la libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.