El fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, ha pedido este martes un sistema que agilice el proceso penal porque, en su opinión, la instrucción de los casos "no puede resultar indefinido", y ha vuelto a reclamar, como ya ha hecho en otras ocasiones, la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal.

Antes de participar en la presentación del libro 'Urbanismo y corrupción política (Una visión penal, civil y administrativa)' en la Facultad de Derecho de Granada, ha sido preguntado por el caso concreto de la venta de los suelos de Mercasevilla, después de que la juez instructora, Mercedes Alaya, haya admitido la prescripción de dos de los tres delitos imputados a siete empresarios de los que pujaron, entre los que se encuentran dos hermanos de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

García Calderón no se ha querido pronunciar al respecto, porque del asunto se encarga la Fiscalía Provincial de Sevilla, si bien sí se ha referido de forma general al retraso en la investigación de los asuntos judiciales y ha recordado que desde hace tiempo ha venido solicitando un sistema que agilice el proceso, incluso con plazos tasados. "Es muy urgente por eso el nuevo Código Procesal Penal porque la Ley de Enjuiciamiento Criminal hoy día no puede dar una respuesta suficiente a las necesidades de nuestros tribunales", ha sostenido.

Para el fiscal superior es una "obviedad" la máxima de que "si la justicia es lenta ya no es justicia", por lo que, a su entender, habría que adoptar una serie de medidas para evitar los retrasos, entre las que se puede encontrar, según ha dicho, que de la instrucción se encargue el Ministerio Público, porque el proceso de investigación podría así llevarse a cabo "de manera colectiva".

Consulta aquí más noticias de Granada.