El Cabildo de Tenerife ha convocado la decimoséptima edición del Concurso Regional de Mieles que organiza a través de la Casa de la Miel.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt, explica en una nota que este certamen, uno de los que registra mayor participación de toda España, "ha supuesto un avance importante en la valorización y difusión de las excelentes mieles que se producen en la isla y, en general, en toda Canarias".

Bethencourt recuerda que esta nueva edición del concurso, que se celebrará entre el 22 y 25 de octubre, será la segunda en la que se presenten producciones certificadas bajo el sello de Denominación de Origen Protegida (DOP), con el que ya se comercializan las mieles.

Se trata de un distintivo, apunta, "que convierte a Tenerife en la única isla que cuenta con esta figura de calidad que ofrece al consumidor un producto certificado con un origen y calidad diferenciados y que permite crear una marca colectiva que vincula la imagen del producto al territorio".

El producto que se presente a concurso deberá pertenecer a una partida recogida en las islas durante este año por apicultores cuyas explotaciones estén inscritas en el registro de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias.

Por la baja producción de producto en esta campaña, y con el objetivo de favorecer la participación, se admitirán lotes a partir de los 50 kilos.

Los concursantes podrán presentar con un mismo número de explotación una muestra de miel, salvo las explotaciones de 50 o más colmenas, que podrán presentar dos tipos.

Las muestras recogidas podrán participar en las categorías de monoflorales o multiflorales de costa, monte o cumbre. Además, habrá un premio de presentación, al que podrán optar envasadores de miel que solamente envasen producto procedente de Canarias.

TAJINASTE

Las mieles de costa son las producidas en colmenas ubicadas en cotas por debajo de los 600 metros y se basan en floraciones de barrilla, tajinaste de costa, cachuela, platanera y aguacate, entre otras.

Las mieles de monte se dan en altitudes variables, entre los 450 y 1.250 metros, concentrándose en floraciones de castaño, orégano, hinojo o brezo. En cuanto a las mieles de cumbre, proceden de cotas superiores a los 1.100 metros y tienen su origen en floraciones de alta montaña.

El año pasado participaron en el concurso un total de 53 muestras de gran calidad. Por islas, Tenerife fue la que más mieles presentó, 35 en total, seguida de La Palma (16) y El Hierro (2).