La criminalidad en la provincia de Toledo, teniendo en cuenta la diligencias previas, aumentó un 6 por ciento en 2012 respecto al año anterior, según se desprende de la Memoria de la Fiscalía que ha presentado este martes en rueda de prensa el fiscal jefe, Luis Ibáñez Cuesta.

Así, según ha señalado el fiscal jefe, en 2012 se incoaron 55.648 diligencias previas frente a las 52.557 del año 2011, aunque si a las diligencias previas se le suman los procedimientos abreviados, los sumarios, los juicios con jurados, las diligencias preliminares de menores e incluso los juicios de falta, el incremento respecto a 2011 sería de un 8,72 por ciento.

Un aumento que, según ha indicado Ibáñez, salvo algún sector puntual, es "razonable". Así, ha manifestado que si se tienen en cuenta los datos demográficos de la provincia y la situación de crisis se podría concluir que este incremento "es de lo más normal y de lo menos preocupante".

Consulta aquí más noticias de Toledo.