La activación de este plan supone mantener la comunicación con el Consorcio Provincial de Bomberos, la Subdelegación del Gobierno en Castellón y en este caso con los ayuntamientos de Peñíscola, Vinaròs y Benicarló, así como con los servicios municipales, el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (Cicu) y la Policía de la Generalitat con el fin de hacer seguimiento de la situación, ha precisado el Gobierno valenciano.

Por otra parte, ha destacado que el teléfono de Emergencias 112 ha recibido desde anoche un total de 15 llamadas relacionadas con los movimientos sísmicos producidos en esta zona de la provincia de Castellón. Esta tarde, los alcaldes de las localidades de Peñíscola, Vinaròs y Benicarló comparecerán en rueda de prensa como consecuencia de esta situación.

Consulta aquí más noticias de Castellón.