El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, en el centro de la imagen.
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó. EFE

Un año más, las medallas que entrega la Policía por el día de su patrón (que se celebra este miércoles 2 de octubre, los Santos Ángeles Custodios) suscitan polémica. El sindicato mayoritario, el SUP, ha anunciado que denunciará al director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, por prevaricación (dictar una resolución injusta en acto administrativo sabiendo que lo es) y malversación de fondos públicos en el sistema de concesión de medallas que se otorgarán el día 2.

La dirección de la Policía va a conceder 3.788 medallas. De ellas, 141 serán rojas, las más importantes, ya que suponen una pensión vitalicia del 10% del salario, una compensación mensual de unos 150 euros, según el SUP. La ley 5/1964, de 29 de abril, que regula las condecoraciones policiales, establece qué condiciones deben cumplir los premiados.

Estas distinciones están reservadas para los agentes "heridos en acto de servicio", para los que han participado "en tres o más servicios" en los que haya "agresión con armas", para los agentes que han realizado servicios "abnegados" que han supuesto peligro para su persona (como rescatar a un vecino de un incendio), y para los agentes que hayan participado en "hechos distinguidos y extraordinarios" que hayan supuesto un riesgo o peligro personal.

El SUP denuncia que un comisario va a recibir su cuarta medalla roja El SUP denuncia el amiguismo que, según el sindicato, hay a la hora de conceder estas medallas y ha realizado un análisis estadístico para demostrarlo. La escala superior (los 474 comisarios) recibirán este año 27 medallas rojas, el mismo número que recibirán los 57.378 agentes de la escala básica, "los que sí salen a la calle y ponen en riesgo su vida". Según el SUP, es sospechoso que las escalas superior y ejecutiva (comisarios e inspectores), que suponen el 9% del colectivo policial, acaparen el 72% de las medallas pensionadas, y el 90% restante, solo el 28% de las condecoraciones.

Solo crecen las medallas a comisarios

Las 27 medallas rojas que recibirán los comisarios suponen 13 más (una subida del 192% respecto a las concedidas en 2012), mientras que las 27 de la escala básica no suponen ningún incremento (las mismas que se otorgaron en 2012). Por ejemplo, van a recibir medalla roja los comisarios de Castilla y León, Canarias, Extremadura, Cantabria y Melilla. Otro comisario, denuncia el SUP, va a recibir su cuarta medalla roja. Y se queda fuera un agente gallego que resultó herido con quemaduras al salvar la vida de un anciano en un incendio en su casa. Ni siquiera recibirá le medalla blanca no pensionada.

Aunque esté "sistema viciado" es una constante de los último años, el SUP ha decidido ir a los tribunales porque "lo de este año es escandaloso. No solo por a quién le dan la medalla roja, sino por a quién no se la están dando". El equipo jurídico del SUP está estudiando presentar la denuncia en la Audiencia Nacional.

En cuanto a las medallas con distintivo blanco, que no llevan ninguna recompensa económica, se concederán 2.980, 500 más que las otorgadas en 2012. Han aumentado las que se repartirán a guardias civiles (151) y a miembros de las Fuerzas Armadas (65), y las que se entregan a "personas ajenas a la corporación", como periodistas o empresarios. Estas últimas son 449, un 34%% más que en 2012. La dirección de la Policía, a través de un portavoz, no quiere hacer comentarios sobre esta hipotética y futura denuncia.