Pescanova ha anunciado el "cese temporal de actividad" de la filial Insuiña en Chapela, ubicada en el municipio pontevedrés de Redondela, un centro de cría de alevín de rodaballo, debido a una "racionalización de la producción", según han confirmado a Europa Press fuentes de la empresa.

Las mismas fuentes han explicado que esta decisión se debe a que la producción de alevines en Chapela no sería necesaria porque la demanda se cubre con la actividad de la planta de Pescanova en Oia (Pontevedra).

De hecho, los 18 trabajadores fijos de la planta de Insuiña, situada en la parroquia de Chapela, serán trasladados a esa otra ubicación en Oia.

La administración concursal, que ya ha trasladado la decisión a los trabajadores, ha explicado que este cese de actividad tendrá lugar en los próximos meses, aunque "no hay una fecha concreta", y se mantendrán al menos "hasta que se inicie la fase dos de producción de rodaballo en la planta de Mira (Portugal).

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.