Obama dice que el tiempo para la paz es "limitado" y Netanyahu le pide que sea inflexible con Irán

  • El presidente de EE UU destacó "la buena fe" del primer ministro israelí con Palestina, aunque advirtió de que el tiempo para lograr un acuerdo es "limitado".
  • Por su parte, Netanyahu solicitó a Obama que mantenga "la presión" de las sanciones contra Irán por su programa nuclear.
  • Netanyahu viajó a Washington "desconcertado" por el reciente acercamiento de Estados Unidos a Irán, el primero desde 1979. 
El presidente de EE UU, Barack Obama, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
El presidente de EE UU, Barack Obama, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
REUTERS

El presidente de EE UU, Barack Obama, destacó este lunes "la buena fe" con la que primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aborda las negociaciones con los palestinos, aunque advirtió de que el tiempo para lograr un acuerdo es "limitado".

Obama recibió en la Casa Blanca a Netanyahu para abordar, entre otros asuntos, la reciente reanudación de los diálogos directos de paz entre israelíes y palestinos y el acercamiento entre EE UU e Irán sobre el programa nuclear de Teherán.

"Tenemos una cantidad limitada de tiempo" para facilitar unas negociaciones que se traduzcan en dos Estados "viviendo lado a lado en paz y seguridad", dijo Obama a los periodistas tras el encuentro con Netanyahu en el Despacho Oval.

En ese contexto, valoró el "coraje" de Netanyahu para "estar dispuesto a dar un paso adelante en favor de ese objetivo". "Sigo comprometido con la paz. Y espero que nuestros esfuerzos, nuestros esfuerzos comunes, conduzcan a una paz segura y duradera", sostuvo por su parte Netanyahu. A su juicio, esa paz duradera debe basarse" en la capacidad de Israel de defenderse por sí mismo".

Por su parte, el primer ministro israelí solicitó a Obama que mantenga "la presión" de las sanciones contra Irán por su programa nuclear precisamente para apoyar la vía diplomática.

Netanyahu viajó a Washington "desconcertado" por ese acercamiento y su objetivo este lunes era exponer a Obama su desconfianza sobre las intenciones del nuevo líder iraní, Hasan Rohaní, según dijo antes de partir.

Irán quiere la "destrucción" de Israel

Para que la diplomacia funcione con Irán, las "presiones" en forma de sanciones "deben continuar", apuntó el primer ministro israelí tras su encuentro con Obama.

"Las palabras conciliadoras de Irán deben estar seguidas de acciones reales", agregó Netanyahu, para quien Irán sigue comprometido con la "destrucción" de Israel.

El pasado viernes Obama y Rohaní mantuvieron una histórica conversación, la primera entre los máximos líderes de ambos países desde 1979, sobre el programa nuclear iraní que ha alentado las expectativas de un posible acuerdo global al respecto.

Pero Israel no confía en que las aspiraciones nucleares de Irán tengan fines exclusivamente pacíficos —como sostienen sus líderes—, por lo que numerosos dirigentes israelíes han defendido el uso de la fuerza contra Teherán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento