La religiosa argentina Martha Pelloni, de 72 años, ha sido galardonada con el Premio Internacional 'Navarra' a la Solidaridad 2013 por su trabajo en favor de los derechos humanos de la infancia de su país, en especial contra la explotación sexual y el robo de menores.

El jurado ha destacado también su "labor de denuncia, acompañamiento de familias y firmeza en sus posicionamientos públicos que han colaborado en el esclarecimiento de casos, así como en la modificación de prácticas y leyes nocivas que no respetan la dignidad humana".

Este premio distingue a aquellas instituciones, organizaciones o personas que destacan en cualquiera de los ámbitos de la cooperación internacional, especialmente en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Está dotado con 25.000 euros y es concedido conjuntamente por el Gobierno de Navarra y Laboral Kutxa. En la edición de este año se han presentado 25 candidaturas.

El nombre de la premiada ha sido dado a conocer este mediodía en el Palacio de Navarra por el exciclista y presidente del jurado, Miguel Induráin, en una rueda de prensa en la que también han intervenido el consejero de Políticas Sociales del Ejecutivo foral, Íñigo Alli, y el director territorial de Laboral Kutxa en Navarra, Javier Cortajarena, entidad que asume la financiación íntegra del galardón.

Alli ha señalado que "uno de los criterios que hemos tenido en cuenta a la hora de premiar es que esta mujer, desde dentro, ha luchado" por los colectivos de personas "más vulnerables" como mujeres, niños, discapacitados y ámbito rural.

Martha pelloni

Martha Pelloni nació en Buenos Aires (Argentina) en 1941 y es religiosa de la congregación de Carmelitas Misioneras Teresianas. En 1990, cuando era rectora de un colegio en la provincia argentina de Catamarca, vivió en primera persona la violación y asesinato brutal de María Soledad Morales, una de sus alumnas. Este hecho marcó su compromiso por los Derechos Humanos de los niños y niñas argentinos, especialmente contra la trata, la explotación y abusos sexuales y el robo de menores.

Ese año, 1990, Pelloni organizó una marcha del silencio, la primera de las 82 que lideró, con el objetivo de avanzar en el esclarecimiento y juicio de los responsables del crimen de María Soledad y para que el Gobierno Nacional decretase la intervención de los tres poderes de la provincia por casos de corrupción y abuso de poder que estaban saliendo a la luz. Por este compromiso público la galardonada recibió innumerables presiones y difamaciones.

Pelloni también ha colaborado con muchas familias en el esclarecimiento de casos de robo y venta de bebés. En 2008 formó la Red Nacional Infancia Robada, compuesta por 21 foros sociales con presencia en siete provincias argentinas, que se dedica, entre otras cuestiones, a la prevención, asistencia y lucha contra el tráfico, la trata y la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes. La religiosa ha creado también la Fundación Santa Teresa, entidad destinada a ayudar y capacitar al campesinado, y la Casa de Derechos Humanos en Curuzú Cuatia, que da asistencia a las personas más necesitados.

En 2005 recibió un reconocimiento internacional a su labor con la nominación como postulante al Premio Nobel de la Paz, distinción que compartió con un grupo de mil mujeres de la asociación Mujeres de Paz en el Mundo, de la que es miembro.

Seis finalistas

El jurado se ha reunido este lunes en el Palacio de Navarra y de las 25 candidaturas presentadas ha selecciando a seis como finalistas, una de ellas la de la ganadora Martha Pelloni.

El resto de finalistas han sido la Asociación 'La formación edifica Bosnia-Herzegovina', que apoya económica y materialmente a menores que perdieron a sus padres en la guerra de la antigua Yugoslavia; la Fundación Barraquer, que realiza de modo altruista tratamientos e intervenciones quirúrgicas de oftalmología a personas sin recursos de África y la India; la religiosa Adelina Gurpegui, que impulsa proyectos de promoción de la salud en Bolivia; el religioso Martín Sarobe, que realiza acciones de educación, salud y ayuda humanitaria a personas con VIH-SIDA, huérfanos y personas con discapacidad en el Chad; y la guatemalteca Raquel Vásquez, que defiende los derechos de las mujeres rurales, indígenas y campesinas de Guatemala.

Anteriores premiados y jurado

Han sido merecedores de este reconocimiento en ediciones anteriores la keniata Mama Tunza (2012), el científico Manuel Elkin Patarroyo (2011), la ONG Creative Handicrafts (2010), el Vicariato Apostólico de Aguarico (2009), Mama Samateh Saidy y la ONG Wassu Gambia Kafo (2008), la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (2007), el movimiento Fe y Alegría (2006), la organización UNASO (2005), el Servicio Jesuita a Refugiados (2004), las Hermanas Misioneras de la Caridad (2003) y Muhhamad Yunnus (2002).

El jurado está presidido por el exciclista profesional Miguel Induráin e integrado por el consejero de Política Sociales, Íñigo Alli; el director territorial de Laboral Kutxa en Navarra, Javier Cortajarena; el miembro fundador de Medicus Mundi Navarra, Miguel Ángel Argal; el responsable de relaciones con Ciudades y Gobiernos Locales (Europa) de la Campaña del Milenio de Naciones Unidas, Xavier Longan; la experta en educación para el desarrollo, María Luz Ortega; y la coordinadora de UNICEF Navarra, Maider Gabilondo. Ejerce como secretario el director del Servicio de Atención al Desarrollo e Inclusión de las Personas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.