Merkel con los líderes del SPD y Los Verdes
Angela Merkel da la mano al candidato del SPD, Peer Steinbrueck, frente a Juergen Trittin, de Los Verdes, en la noche electoral. FE/EPA/CHRISTIAN CHARISIUS

Los principales líderes del Partido Social Demócrata (SPD) alemán, reunidos este viernes en Berlín, han dado luz verde al inicio de conversaciones con la alianza Unión Demócrata Cristiana-Unión Social Cristiana de Baviera (CDU/CSU) que encabeza la canciller, Angela Merkel, para estudiar un posible Gobierno de 'gran coalición'.

las bases, que según una encuesta rechazarían un pacto con el partido de la canciller, tendrán la última palabra sobre esta alianza El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, comenzará un primer diálogo con el bloque de Merkel, vencedor de las elecciones generales del pasado fin de semana, aunque en cualquier caso la decisión final recaerá en los 472.000 militantes, que votarían en última instancia el hipotético acuerdo.

Al término de la reunión que han mantenido durante cuatro horas 200 dirigentes del SPD, el propio Gabriel ha confirmado cuáles serán los siguientes pasos. Ha aclarado que se trata de "conversaciones exploratorias" y no de una "negociación plena", algo que, de producirse, deberá contar de nuevo con el aval de la cúpula del Partido Social Demócrata.

En caso de que finalmente fructificasen estas primeras conversaciones y las posteriores negociaciones, serían las bases del SPD quienes se pronunciarían sobre la decisión final en una votación a mediados de noviembre, antes del congreso que el partido celebrará en Leipzig entre los días 14 y 16 de ese mes.

Según un sondeo difundido este viernes por Forsa, el 65% de los militantes socialdemócratas no quieren que su partido forme coalición con los conservadores, cifra que se eleva hasta el 70% entre los dirigentes de la formación. En contraste, más de la mitad de los alemanes que votaron al SPD el domingo afirman respaldan la alianza, mientras que el 40% se muestra en contra.

El SPD logró mejorar sus resultados en las elecciones federales celebradas el pasado domingo pero se quedó a más de cien diputados de la alianza liderada por Merkel, que, con 296 parlamentarios, necesita el apoyo de otro partido para formar gobierno. Al no poder contar con los liberales del FDP, que han quedado fuera del Parlamento, la alianza CDU/CSU se plantea reeditar con el SPD la 'gran coalición' que ya gobernó en el periodo 2005-2009.

Los resultados del SPD se han cobrado este viernes su primera víctima política. El candidato a canciller de la formación, Peer Steinbrück, ha anunciado en la reunión de este viernes que dimite de todos sus cargos en el partido y el grupo parlamentario.