El incendio forestal registrado en la localidad ourensana de Carballeda de Valdeorras ha quedado este viernes controlado después de arrasar unas 450 hectáreas de, "mayoritariamente", monte raso.

De ello ha informado la Xunta a través de un comunicado, en el que ha detallado que este fuego, que se inició sobre las 16.30 horas del jueves en la parroquia de Casaio, entró en la categoría de "controlado" a las 12.25 horas de este mismo viernes.

En su extinción han trabajado dos técnicos, 10 agentes forestales, 32 brigadas, 12 motobombas, tres palas, ocho helicópteros y 11 aviones.

Además, han quedado extinguidos los incendios de A Fonsagrada (Lugo), en el que ardieron unas 70 hectáreas; Vilardevós (Ourense), donde se quemaron otras 130; y Viana do Bolo, también en Ourense, donde el fuego afectó a más de 75 hectáreas.

CONTROLADOS

En el caso del primero de ellos, el incendio comenzó a las 21.40 horas del jueves en la parroquia de Allonca, y a las 13.00 horas estaba extinguido. De las 70 hectáreas consumidas, 50 eran de monte arbolado. Trabajaron en el lugar un técnico, seis agentes forestales, 16 brigadas, siete motobombas y dos palas.

En cuanto al de Vilardevós, parroquia de Vilar de Cervos, comenzó a las 3.19 horas y se extinguió a las 11.00 tras afectar a 130 hectáreas, de las que 129 son de monte raso. En su extinción participaron seis agentes forestales, 13 brigadas, siete motobombas y dos palas.

Unos ocho minutos después de las 11.00 horas se extinguió el de Viana do Bolo, en la parroquia de Grixoa, que se inició a las 19.12 horas del jueves. De las 75,1 quemadas, sólo 0,1 eran de monte arbolado. En su extinción trabajaron un técnico, cuatro agentes forestales, 14 brigadas, seis motobombas, una pala, dos helicópteros y dos aviones.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.